El día que descubrí mi narcisismo.

Por
Enviado el , clasificado en Drama
574 visitas

Recomendación:
Libros de narrativa y ficción - Consulta las novelas y libros de narrativa (novelas) más populares de Amazon

Era un día espléndido, el sol brillaba en lo alto del cielo y hacía un clima inmejorable, los pájaros cantaban y en el aire se percibía un olor a pasto recién cortado.

Si el mundo fuese justo todo el mundo ese día hubiera sido feliz, pero no, ese día fue fatal para  mí, descubrí la semilla del mal que estaba plantada en lo más profundo de mi ser.

Hasta hacía unas pocas horas yo era una víctima de las circunstancias de la vida, las personas se alejaban de mí cuando tenían poco tiempo de conocerme, jamás lo entendí, bueno a decir verdad eso no me molestaba, si iba a tener un encuentro con alguien (encuentro de cualquier tipo), debía obtener algo a cambio; siempre pensé que todo el mundo pensaba así, si alguien sufría algo vergonzoso estando conmigo como una caída, un tropezón, o alguna falla pensaba ¨Qué vergüenza estar al lado de esta persona, pero qué torpe es!!

Todo en mi mundo giraba en torno a mí, las personas me admiraban, era irresistible, una charla interesante y mantener la atención de cualquiera con un poco de cultura era pan comido.

Cuando él entró a mi mundo fue algo extraño, era el caballero andante de la armadura dorada, es cierto que no era muy atractivo pero la forma de conducirse era lo verdaderamente atrayente para mí, ponía  toda su atención un día y al otro me olvidaba por completo, pedía mi opinión algunas veces y otras me ignoraba, sin saber ese vaivén de situaciones me enganchaba a él, y después de haber sido durante mucho tiempo yo la reina de las situaciones había pasado a ser su súbdito.

Hizo de mí lo que quiso, a pesar de que siempre fui buena ¨leyendo¨ a las personas me resultaba imposible hacerlo con él, pero algo  no acababa de cuajar, una incertidumbre, un sexto sentido me lo decía...

No fue sino hasta después de que sufrí por su parte un periodo de abandono cuando me empecé a  cuestionar por qué me resultaba tan magnética su presencia a pesar de que me ignoraba, y hasta me hacía sufrir un poco con algunos desplantes, su comportamiento errático me mantenía en un estado constante de ansiedad, eso no estaba bien.

Había algún misterio sin resolver y sí, me puse a investigar sobre la teoría del comportamiento, psicología, tipos de personalidad, etc, etc, hasta que un día me topé con la palabra ¨narcisismo¨, devoré toda la informacion que pude, me obsesioné con este tema, vi cada artículo, investigación, notas, video acerca de este trastorno y sí, efectivamente el resultó ser un narcisista perverso, ahí lo comprendí todo. 

Ojalá todo hubiera terminado ahí, echarle la culpa una vez más a las personas que me abandonaban era lo más fácil, pero ahí mismo me dí cuenta que toda mi caótica vida, mi forma desadaptada de convivir con los demás, mi nivel de exigencia, mi forma de pensar arrojaron el más terrible de los conocimientos...

Yo también era una narcisista.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.