La Dama Ciega y los Animales ( Fábula )

Por
Enviado el , clasificado en Infantiles / Juveniles
208 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

 

El granjero acompañado con uno de sus perros ovejeros se plantó frente a la Dama Ciega y se quejó:
_ Respetada señora Ley, soy un humilde y honrado agricultor. Vengo en reclamar que usted está equivocando sus fallos para desgracia de los que vivimos bajo su tuición.
“Mi rebaño está siendo diezmado por los depredadores y cuando los perros guardianes los atacan para defendernos, Su Señoría les llama la atención, so pena de enviarlos a la cárcel si le discuten.
“Anoche, cuando el lobo trató de atacar nuevamente, mi burro, cansado de ser víctima de sus dentelladas, le dio un par de patadas al agresor. Ahora lo veo descaradamente reclamando porque le quebró la quijada y todos sus dientes; usted dice que el “pobre” lobo morirá de hambre ante tamaña golpiza y quiere poner en el cepo a mi querido animal.
La Dama Ciega contestó:
_ Lo siento señor granjero, la ley es la ley hecha por ustedes los humanos. Comprendo que las normas se inclinan para proteger a los malos elementos; son ustedes quienes deben cambiarlas y … no me hable con mucha insolencia, mire que lo puedo meter a la cárcel varios días por desacato.
_ Su Señoría ¿Qué vamos hacer? ¿Defendernos, en circunstancias que a usted no le gusta que lo hagamos?
_ No se trata de que me guste o no. Es el Hombre quien debe cambiar la ley que los zorros acomodaron a su amaño – sentenció la Dama Ciega.

Moraleja:
La buena justicia es como la miel
Al justo y honrado agradable al paladar,
Pero la injusticia hipócrita es hiel
Pues olvida que al honrado debe cuidar.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.