Gurp triunfa de casualidad

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
265 visitas

Recomendación:
ManualidadesEn.casa - Haz manualidades en casa. Cientos de proyectos para desarrollar tu creatividad, con diversos tipos de materiasles y niveles de dificultad.

2º.- Gurp triunfa de casualidad:

 

Un día Gurp se levantó de la cama con la displicencia de cada día. Pensó que no tendría que ir a trabajar y que por tanto desayunaría tranquilo y después se iría a dar una vuelta andando calmamente, observando el paisaje y viendo los pajarillos cantar en los arboles. Se dio una ducha ligera y sacó a pasear al perro y al volver a casa encontró la nota de despido por que ésta era una de muchas veces que no iba a trabajar. Fue ese el momento en que miró en el calendario. Era miércoles y no era festivo.

La noche anterior Gurp había terminado de leer su libro de autoayuda numero mil pero a pesar de ello, todo seguía igual en su vida. Ya sabía todo lo que tendría que hacer para que mejore su vida, pero no tenia ganas de hacerlo por lo cual su vida no mejoraba a pesar de todo lo leído. En ese momento se dio cuenta de que el deseo es un anhelo sin intento y no se resignó a ello.

Gurp quería que la vida sea como su imaginación la concebía sin tratar de comprender esa mezcla rara de derechos y obligaciones. Tampoco Gurp sabía con precisión lo que la vida quiere, ni percibió claramente el señuelo de su imaginación. Él se afanaba buscando motivos recónditos en la vida sin percatarse de que la vida, simplemente está ahí.

Fue entonces que despertando de sus ensoñaciones, al día siguiente puso rápidamente un pié fuera de la cama y salió a la calle a vivir. Y al regreso escribió todo lo que había hecho ese día y esto le supuso una gran satisfacción, casi un incentivo inventado para hacer lo que realmente el agradaran o le supusieran algún incentivo.

En los meses siguientes Gurp hizo infinidad de cosas divertidas e incluso muchas de ellas le daban miedo; saltó en paracaídas, hizo submarinismo, paseó a altas horas de la noche por barrios riesgosos, se insinuó a mujeres impresionantes con las que nunca se hubiera atrevido y otras locuras semejantes y lo hizo tantas veces que venció sus miedos. Gurp también preguntó a todos sus conocidos a los que le iba bien en la vida el porque de su éxito y también a los que les iba mal y descubrió que aquellos a los que las cosas les iban bien sabían explicarlo perfectamente y que a los que le iba mal no lo sabían y solo argumentaban excusas tipo “ la culpa la tiene la crisis, el mundo es malo, el jefe … los compañeros, el gobierno … etc”. Y lo preguntaba solo por el hecho de que después, como siempre al volver a su casa, podría escribir sobre sus experiencias.

En esos devenires, un buen día, Gurp se encontró con un editor al cual le comentó sus locas experiencias, esas que él borroneaba en un papel cada día y de todo lo escrito salió un libro que relata sus experiencias y se llamó “El Destino se Conquista”, fue publicado y se tradujo a cientos de idiomas.

El dinero comenzó a llegarle a raudales y fue en ese momento que Gurp descubrió que escribir libros de auto ayuda era su nuevo trabajo aunque no sirvan a quienes los leen y encontró su destino en el camino que había elegido para escapar de su destino.

 FIN

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.