Gurp cuenta su secreto

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
300 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

3º.-Gurp cuenta su secreto:

 Gurp pensaba que en la vida de las personas, siempre hay alguna historia que supera a todas las historias protagonizadas. Una historia guardada en silencio por alguien o para alguien muy especial. En todos los casos es una historia eterna que ni siquiera los protagonistas entienden ni tampoco pueden escapar de ella.

El caso es que esa noche, ya de madrugada, Gurp no conseguía conciliar el sueño. Los recuerdos de tiempos pasados se agolpaban desordenadamente en su mente como suele suceder a esas horas en que nadie puede diferenciar lo que es sueño de lo que es pensamiento. Todo matizado con ganas de ir al baño a hacer pis sabiendo que de aguantarse no dormiría relajado.

Así fue que en medio de esas ensoñaciones una historia vino a su cabeza para complicarle la noche y el nombre del protagonista era “Dios”. Pero no Juan de Dios ni Jesús. El tipo que le venia a la mente era Dios. Si ese, el famoso, el jefe. Ese que tiene una o varias esculturas colgadas en cada pueblo. Y el problema que se le planteaba era que había desaparecido.

Gurp no sabia si estaba soñando, recordando viejos párrafos de algún libro de Jardiel Poncela o que por la desaparición del personaje le estaban encargando a él, cual si detective fuera, que lo encuentre por que así son los pensamientos recurrentes que asolan la mente en las noches insomnes.

Realidad, sueño o imaginación, a esa hora Gurp se sentía obligado a solucionar este tema de alguna forma. Así fue que comenzó a cavilar acerca de las consecuencias que tendría para la civilización si realmente se comprobara que “el barba” había desaparecido……¿ y el Papa, que sería de él ?... ¿de que podría trabajar ahora? .. ¿quién le daría empleo? …¿ que seria de los creyentes que nunca habían sido advertidos de que su Dios –aquel en quien confiaban sus ruegos -podría desaparecer? … y ¿que haríamos con todas la iglesias? .. ¿construiríamos edificios de viviendas en esos predios que suelen ser los mejor ubicados de cada pueblo? …¿aprovecharían las constructoras para hacer un gran negocio con esos solares? … ¿que nuevas excusas deberían inventar los de la banca vaticana para recolectar el cepillo? .. ¿los islamistas aprovecharían el nicho de mercado? …¿ volverían a ponerse de moda aquellos Totem de los Siux o el Sol de los Mayas como dioses resucitados del olvido? …o ¿tal vez las agencias de inteligencia se unieran por una vez y decidieran mantener en secreto el tema de la desaparición del Señor? y entre estas y otras preguntas sonó el despertador. Eran las ocho y Gurp respiró aliviado. Todavía estaba en su cama. Pero esas ideas seguían en su cabeza mientras ya se levantaba para al fin hacer pis después de aquella tortuosa noche.

Todo había sido tan real que no parecía un sueño. Ese día lo primero que hizo al levantarse fue dirigirse a la iglesia mas próxima….. y …. Ahhh ! .. Allí estaba en su cruz como siempre y se sintió aliviado de haber salvado al mundo.

Días después Gurp seguía sin poder apartar de su mente la evaluación de las consecuencias que tendría para el mundo si Dios se hubiera marchado y desaparecido para siempre.

Y fue entonces cuando una noche fue a tomar unas cervezas con un amigo. En la tele del bar se veía el clásico Madrid/Barcelona y en ese impropio escenario: Gurp le dice a su amigo

- Te voy a contar un secreto: “ Dios es como la Comunidad Económica Europea, si no existiera habría que inventarlo”.

 FIN


 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed