FILOSOFAR ES VIVIR 2

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
152 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

era un tipo muy agudo ya que iba con una luz por la calle en pleno día, porque según él buscaba a hombres honestos.

Y en otra ocasión hallándose en la calle se topó con Alejandro Magno, rey de Macedonia el cual había sido discípulo de Aristóteles, y a éste que le gustaba la Filosofía le dijo:

- Pídeme lo que quieras que te lo concederé.

Pero Diógenes le respondió:

-Sí. Apártate que me tapas el sol.

Esto para el pensador significaba que era más importante vivir en plena Naturaleza que estar rodeado de riquezas.

Mas a pesar de estas lúcidas ocurrencias Diógenes vivía como un mendigo y habitaba dentro de un tonel, como asimismo hacía sus necesidades en público.

Por eso cuando hoy en día una persona está perturbada y malvive en su piso repleto de cachivaches, sin ningún cuidado higiénico se dice de ella que sufre el síndrome de Diógenes.

La Historia ha dado muchas vueltas desde entonces, y para mi otra cara oscura de la Filosofia es el Nihilismo del alemán Nietzsche que empezó a desarrollarse en el año 1886. Para este filósofo que murió loco, tanto el  platonismo como el Cristianismo eran un mausoleo resquebrajado que había dado cobijo a la gente más débil y sin sustancia alguna, y por tanto esta etapa de la vida había llegado a su fin.

El nihilsta niega cualquier referencia cultural, o religiosa que en el fondo es tanto como negarse a sí mismo, y una de dos: o a partir de su vacío anímico él sigue adelante, o por el contrario que es lo que suele suceder en muchos casos el individuo se abandona a su suerte. y va a la suya egoístamente.

Y este modo de vivir, es el que prevalece hoy en día en el que todo se banaliza.

Ahora también se vuelve a hablar del Existencialismo de Sartre como un nuevo humanismo. En el hombre no hay ninguna esencia espiritual; hay una nada. Por tanto el sujeto sólo cuenta con su existencia para andar por el mundo, que es tanto como vivir en absoluta libertad. Pero este aventurarse a la pura existencia, provoca la náusea, la angustia existencial. Y es que en realidad al ser humano aunque vaya a votar en unas Elecciones Generales le asusta la libertad. No sabe qué hacer consigo mismo.

Actualmente quienes mandan son los norteamericanos con su pragmatismo del filósofo Williams James, y que se practica en las empresas. Dios, lejos de ser una mística entidad es acción, es vitalidad, y se tiene que concretar en nuestro quehacer diario. Por tanto hay que saber abordar los problemas con racionalidad.

 ¿Cuál es el problema? ¿Cuáles son sus causas? ¿Qué posibles soluciones hay? ¿Cuál es la mejor solución? Y hay que andar con ojo, porque se suele confundir la causa de un problema por la raís del mismo. De manera que una vez que hemos localizado el problema subyacente en una situación, aplicar su posible solución.

Sí, vivir es también filosoforar, pero no nos percatarmos de ello puesto que vivimos demasiado encerrados en nosotros mismos y en nuestras pequeñas cosas del cada día.

Y si queremos ser conscientes de nuestro modo de pensar, no hay más que tomar distancia de una situación dada, y ponerse a especular, a analizar.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed