Locura vs cordura. Los primeros brotes de locura.

Por
Enviado el , clasificado en Drama
441 visitas

Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

Luces parpadeantes iluminan tenuemente el campo.

Dos sombras, dibujantes de siluetas humanas, son unidas por un mismo sentir.

Pequeñas risas se mezclan con el ruido del trigo al ser agitado por la brisa fría de la noche.

Una mirada llena de pasión refleja la luna llena, imponente en el oscuro cielo. 

Otra mirada, que desborda de amor.

Dos almas entremezclandose, compartiendo lo que tiene a la otra, y viceversa.

Unas manos temblorosas, se ansían sobre la piel ajena, dibujando senderos cargados de lujuria desenfrenada.

Un cuerpo se retuerce, incapaz de resistirse ante tanta excitación.

Ahora los gemidos le ganan a los susurros de la naturaleza, y quiebran la armonía del paisaje.

Se sonríen, sastifechos de haber consumado su osadía.

Pero quieren más, necesitan más.

Ignoran el pasar del tiempo.

Se dejan llevar con las horas.

Las luces parpadeantes son reemplazadas por los primeros rayos del amanecer.

Dejan de ser dos sombras, y finalmente pueden ver sus rostros.

Las risas, los tiernos quejidos de placer, aquella felicidad de hace horas, son reemplazadas por un torrente de lágrimas.

Un cuerpo frágil se aferra al otro, en busca de consolación.

Éste último le acaricia la frente con las yemas de sus dedos, dibujando las letras que tenía escrito. "Cordura"

Cordura se echa a  los brazos de su amante, imponente.

Levanta su rostro hacia él, y besa su frente, dónde tenía escrito, "Locura".

Ahora que sus identidades estaban a la vista de los demás, debían separarse.

Locura y cordura no deben estar juntos.

Locura y cordura tienen que odiarse.

Se tienen que olvidar de aquellas horas de pasión, y hacer como si nada hubiera pasado.

---------------+-+-++-+++++++++++++++++++++++++++++++++++

 

William se sentó sobre su cama, pasmado.

Sus ojos desorbitados ante semejante sueño buscaban la explicación en un punto fijo de la habitación.

Cerró su boca, que hasta el momento había estado abierta a causa de la confusión y pasó saliva.

Nunca más volvería a leer algo escrito por *Rudolf.

También tenía que dejar de darle vuelta a los pensamientos de los delincuentes que entrevistó, o de lo contrario terminaría igual de loco que ese autor autoproclamado "La salvación de la raza humana".

 

- Ese infeliz y sus mierdas.

 

Masculló entre dientes mientras que se destapaba a horcajadas y con movimientos torpes.

Se dirigió al baño, y se enjuagó el rostro con brusquedad.

Estaba molesto. No sabía desde cuándo, pero cada pensamiento natural que suelen tener las personas le molestaba. Su sentido de la razón se estaba desvirtuando.

Tenía que quedar con su terapeuta y comentarle sobre el sueño.

Pero antes que nada, debía callarse la boca en cuanto pisara la agencia. No quería que sus colegas de trabajo lo tildaran de loco por creer que quizás, sí existía la vocación de ser un delincuente.

 

 

 

 

-------

 

Notas del autor:

Les recomiendo leer los otros fragmentos de Locura vs cordura. Sé que por el momento no se llega a comprender muy bien la trama, pero en cuanto suba los capítulos van a entender todo.

*Rudolf es un personaje sobre el cual ya antes escribí, en insensatez. Les sugiero que pasen a leer para poder entender sobre quién habla William. Cabe destacar que Rudolf es un personaje importante en esta historia.

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.