Brenda, mi cuñada (parte 1/6)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
3475 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Porn4women.tv - los videos porno que más gustan a las mujeres

Brenda es su nombre y es la hermana mayor de mi novia. Cuando llevaba 4 meses con Karina, mi novia, la conocí, debo decir que me gustó mucho más que Karina, quien es morena, bajita y delgada, una carita bonita con un semblante triste, cabello oscuro y lacio, sus pechos pequeños, una figura delineada y sus nalguitas medianas que me encantan. Por el contrario, Brenda es más alta que Karina, su rostro es más bonito, sus pechos son grandes y su cintura se marca muy sensualmente sobre sus caderas, pero lo que más me gustó fueron sus redondas nalgas, las tiene en la proporción exacta para su cuerpo, además Brenda solía arreglarse más que Karina y eso la hacía resaltar aún más. De no haber sido porque ya estaba casada, tal vez me habría ido sobre ella. Pasó el tiempo y mi relación con Brenda fue siempre respetuosa y amable, nunca se me insinuó ni me insinué, aunque estoy seguro que más de una vez se dio cuenta como miraba su cuerpo, y es que realmente me gustaba y fantaseaba mucho con ella. Por mi parte, nunca noté que ella se sintiera atraída hacia mí, aunque si sentía celos de su esposo hacia mí y otras personas señalaban lo mismo.

Luego de 4 años, Karina y yo nos casamos, siempre me llevé muy bien con su familia, ésta me aceptó muy bien. Un año después, en una reunión con la familia de Karina sucedió algo con Brenda, ella bailaba y al tropezarse se echó encima el vaso con refresco que traía en la mano. Usaba un vestido corto color celeste, por lo que se notaba mucho el refresco derramado. Se fue a su cuarto a cambiarse de ropa. Yo no reparé en eso y seguí en la plática. Un rato después me levanté al baño, camino hacia él, abro la puerta, entro y la cierro. Supongo que no me percaté por el alto volumen de la música pero ví vapor salir de la regadera y noto que sale agua de ésta. Era Brenda quien estaba ahí, bañándose y creo que no se dio cuenta que alguien había entrado pues justo en ese momento abrió el cancel para alcanzar su toalla. Al abrirlo me miró se asustó, yo me quedé pasmado al verla desnuda. Siempre había imaginado como se verían sus pechos y entonces pude verlos, eran mucho más preciosos de lo que imaginaba, redondos, firmes, en ese tono de piel canela tan sensual que tiene y coronados con un pezón redondo color café claro. Su abdomen plano y apenas pude ver entre sus piernas cuando gritó y salí del trance en el que estaba. Los dos nos miramos sin decir palabra, verla desnuda con gotas de agua deslizándose sobre su piel fue una imagen tan excitante que me puso duro el pene y se notaba como lo traía, ella se dio cuenta y solo contemplaba el bulto que creía en mi pantalón. Yo veía sus deliciosas tetas y estaba a punto de acercarme a ellas para besarlas cuando ella salió de ese estupor en que estábamos. Me preguntó que hacía ahí pero no se notaba molesta. Le dije que no sabía que estaba ocupado y estaba por salir cuando me pide que le pase la toalla. Eso me sorprendió mucho, le pasé la toalla tardándome todo el tiempo que podía tardarme en hacer esa sencilla tarea. Realmente no pensé en cogérmela ahí, estaba gran parte de su familia, pero quería disfrutar de esa imagen todo lo que pudiera. Mientras, ella no hizo algo por taparse, dejó que la contemplara desnuda y era obvio que lo disfrutaba. Le di la toalla y le dije que la dejaría vestirse, ella me dijo que me saliera con cuidado, no fuera a darse cuenta alguien. Salí del baño con el pene como tronco y los huevos a reventar, solo fui por Karina para decirle que ya nos fuéramos y manejé a casa rápidamente para coger con Karina, pensando en Brenda. Esa imagen de Brenda desnuda jamás se iría de mi mente.

Continuará...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed