SEX (¡ponga un rubio en su vida!)

Por
Enviado el , clasificado en Humor
153 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Os preguntaréis el por qué del título.
Pues el otro día reflexionaba sobre cómo debía funcionar el mecanismo de la atracción sexual. El pelo, dicen, es en lo primero que nos fijamos. Luego vienen ptras partes... Pero para eso, otro relato.
De adolescente, en el instituto, me llamaban la atención los chicos altos y morenos.

El primer amigo especial que tuve era rubio y no muy alto. El segundo, rubio, con los ojos azules, pero definitivamente bajito.
El tercero, tal de lo mismo, pero con ojos color castaño.
El que no llegó a amigo especial por ser un pelmazo, también era rubio y bajito.
¡Pero un día cambió mi suerte!
Empecé a salir con un rubio macizo de metro noventa, atlético y ojos verdes... Me dejó antes de un mes.
Quedé escarmentada por haber sido rechazada, pues me cambió por una rubia (más bajita que yo, que ya es decir).
De hecho, aún hoy en día, si eres un rubiales, ya tienes puntos restados antes de empezar a conocernos.

Con el paso del tiempo, empecé a canalizar mis intereses y funcionó.
Así que me quedé con el morenazo de pelo rizado de la autoescuela, después con el guapísimo compañero de trabajo, moreno, ojos color miel, y con el pimpollo de pelo negro rapado al dos y con barba de tres días del gimnasio.

En fin, el mecanismo de la atracción jugó al póker conmigo ¡pero al final gané yo!


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed