Empoderadas

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
131 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Entre que los hombres, machos, masculinos no sabemos cómo actuar y ellas no saber exactamente lo que quieren, este mundo sigue girando porque es lo único que sabe hacer, las mujeres ahora quieren ser deportistas de alto rendimiento, profesionistas de élite, psicólogas de los chacras, ocupar los roles protagónicos de la sociedad, pero lo que menos quieren es amamantar un bebe, que porque se les caen los senos, que porque como van a estarse sentadas allí las horas cargando al chamaco, como si no pasaran ese tiempo y más plantadas frente a la televisión.

Los tiempos de cambio están aquí, con la igualdad de género y la mujer ya siendo autosuficiente económicamente, se acabaron los tiempos en los que tenía que esperar a que llegara el hombre de la cacería a ver que había conseguido, esos tiempos muertos que ella se pasaba en espera han terminado, ahora tiene la libertad de ir ella a cualquier lado con sus propios medios a cazar la merienda, sin necesitar que al patriarca que la lleve con seguridad y sumisión.

Los patriarcados acabaron ahora, no debe rendirse tributo a ningún hombre, ni servirle a la mesa para que esté contento con lo que ella hizo de comer, porque todos tenemos el mismo derecho y todos se deben de parar por la tortilla para calentarla… si quieren comer caliente, y además las tortillas son compradas, hechas por alguien que ni conocemos, o por una máquina Celorio de esas que hacen más ruido que una locomotora a diésel.

Los programas de la televisión que eran exclusivos de los hombre al parecer ya no son así, como los deportes ahora son temas de conversación de ellas, y no se diga los programas de autos o ideas mecánicas, ellas como deben salirle al toro a todo se están fijando en cómo se reparan las maquinas, los carros, la plomería, la soldadura; ya no les interesa el tejido y la costura, porque eso de hacer nuditos es muy aburrido, mejor se compran hechos en China por algún chino o china que no entienden de equidad

Ellas construían los sueños y con la posibilidad del hombre se llevaban a cabo, porque estaban a expensas de lo que se pudiera conseguir, pero ahora ellas mismas sueñan y disponen de recursos para llevarlos a cabo, sin tomar en cuenta que el hombre que quizás por sus costumbre tiene trabajos más comprometidos con los tiempos de vacaciones.

La violencia de genero ha proliferado, ya que el hombre al sentirse desplazado de su dominio quiere por medio de la fuerza mantenerse con los mismos privilegios, pero esto es el cambio y no hay vuelta atrás, podrán hacer todos los desfiguros que se quieran pero no van a entrar al redil de nuevo las mujeres, hay que hacer conciencia de ello y mejor tratar de analizar otras maneras de llegar a acuerdos para el buen final de las relaciones.

Los matrimonios que antes eran indisolubles, ahora hay el divorcio exprés, que con el mutuo acuerdo se puede llevar a cabo en un instante de tiempo, sin reconciliaciones que se negociaban con los abogados, los arrepentirnos son menos ahora creo yo, porque si ellas no quieren se acabó la relación de pareja sin importar que el hombre quiera llegar a conciliar u ofrecer un cambio, por la misma naturaleza de ellas, soportan más el dolor que el hombre. Quieren libertad y no depender del hombre para poderse mover.

Los roles que teníamos heredados de nuestros ancestros hay que borrarlos, porque ahora hay otros, tenemos que ver a quien le va mejor para saber quién hará tal o cual cosa en los asuntos de la casa, de los hijos y los económicos. La brecha salarial entre hombre y mujeres se ha ido reduciendo en los últimos.

Las cuestiones económicas de la mujer que muchas veces se dejaban para los gastos propios de ellas, quizás ya no va suceder eso, la igualdad debe considerarse en todos los aspectos no solo en lo que les convenga a ellas, nosotros antes por vergüenza o por lo mismo de los otros tiempos, en que era mal visto que se notara el dinero de la mujer, eso también se acabó. La mercadotecnia está orientando productos también a este cambio de enfoque de las consumidoras mujeres, desarrollando productos costosos para las ejecutivas.

La sexualidad está en riesgo porque con los adelantos científicos, ya no somos necesarios,  como en el ganado, ahora se preguntan: tantos machos ¿para que?, con la inseminación artificial la mujer puede tener un bebe sin tanto problema y del modelo que se le antoje. Con los juguetes sexuales que se han sacado al mercado pueden llenarse de placer sin el hombre en persona. Lo único que me pregunto yo es  ¿habrá nostalgia por las miradas y los aromas que nos hacían recordar? Bueno pero eso ya no importa, me estoy poniendo yo como señora romántica, ahora resulta…

La tecnología también tiene injerencia en lo que está sucediendo por supuesto, la mujer con la mano en la cintura, en el celular, en el rímel,  puede manejar un automóvil sin necesidad de tanta fuerza física como antes era requerido, los anticonceptivos que en los 60’s les dieron la libertad de decidir tener o no tener hijos, fue la punta de lanza de este movimiento de empoderamiento, ellas tenían el control de su cuerpo que era lo que más las ataba.

No digo que este mal, simplemente que los hombres no sabemos cómo actuar y ellas no saben que es lo que realmente pueden conseguir, ellas van a dejar de soñar porque como tendrán la responsabilidad económica se volverán más realistas y frías, no sé.

Las enfermedades exclusivas de los hombres o más comunes de los hombres, ellas las va a padecer también ahora, como la calvicie, los infartos y muchas otras, al ellas asumen los roles protagónicos ¿pudieran olvidarse sus cuerpos de las menstruaciones como sucede a las deportistas de alto rendimiento en donde pierden la fertilidad? ¿El consumo de alcohol que antes era más común solo verlo en los hombres las mujeres se harán también generales de división en ese aspecto? Son tantas cosas que se van a ir modificando en los próximos años por ese fenómeno que ojalá traiga cosas positivas al mundo, y si no, de todos modos va a seguir dando vueltas de oquis. La genética también de que el hombre sea el fuerte físicamente pudiera cambiar, esperando que ellas cuando tengan el dominio no sean tan crueles.

Lo único que no me cuadra son los hijos, que no van a tener figura paterna, en que podrá afectarles este nuevo rol de vida, ellos también van a ser víctimas de los cambios y los expertos tendrán que actualizar sus recomendaciones sobre la vida de las familias, la sociología debe de reescribirse para tomar en cuenta esta nueva manera de convivir. ¿Se debe inventar otra palabra para llamarle ahora a los nuevos núcleos de personas en donde no exista el hombre solo la mujer?, pero espérese, a lo mejor los cambios no son para siempre, ¿o no ha oído usted hablar de la ley del péndulo?, se la dejo para que también se maree con ella.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed