SEÑALES DE ROPTURA SENTIMENTAL 2

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
260 visitas

Recomendación:
Libros de narrativa y ficción - Consulta las novelas y libros de narrativa (novelas) más populares de Amazon

Sí en cambio  que percibo que en el ámbito mundano muchas mujeres viven en una total contradicción. Si por un lado se muestran románticas, por el otro lado despotrican de los hombres. ¿Es que es una actitud más teórica que práctica? Asimismo he podido constatar que bastantes féminas mientras critican peyorativamente a los hombres y los tratan de machistas, ellas a la hora de la verdad llevadas por una cuestión biológica, física cuando ven a un sujeto fanfarrón, a un desafiante torero que simula ser un héroe; o en el peor de los casos a un tipo conflictivo caen rendidas a sus pies.

En general, los hombres no dominan a las mujeres. En la mayoría de los casos sucede al revés. Existe una dependencia sexual y afectiva tácita del hombre hacia la dama, cuyo fondo responde a un impulso erótico del mismo y que en muchas ocasiones a la compañera le falta. Y cuando ella cede a acostarse con él, éste le está eternamente agradecido. De ahí viene la frase femenina: "A mi Pepito lo tengo comiendo de mi mano". Y precisamente si ahora hay muchos hombres que son feministas es para poder congraciarse con las mujeres de su entorno, o las que vengan.

Pero a juzgar por lo que voy viendo sobre las relaciones de pareja este feminismo radical y ofensivo que hay en la sociedad se me antoja que es un síntoma de que los dos sexos no encajan bien, ni nunca lo han hecho. Ahora que las viejas tradiciones se han desvanecido y que eran en lo que se apoyabn nuestros antepasados para ir tirando, es cuando esta falta de encaje se pone más en evidencia. Y esto sucede porque de hecho el hombre y la mujer no son iguales ni física, ni psicológicamente; lo cual no quiere decir que los unos sean mejores que el otro, o la otra.

Este prejuicio feminista hacia el género masculino se ve en muchos libros que hay en las Bibliotecas Públicas en los que se deja al hombre en muy mal lugar, ya que se considera que la autora que es una mujer combativa, y liberal lucha contra el tan patriarcal y opresor hombre viril.

Claro que si en la sociedad ha predominado hasta ahora el modelo patriarcal, esto ha sido porque ha constituido una costumbre, un modo de vivir que las mismas mujeres alentaban para su seguridad personal y económica, el cual venía desde el inicio de las religiones. Dios era el Padre supremo, mientras que el señor del hogar era su máximo representante aquí en la Tierra. Pero ¿qué dirían las mujeres si los hombres escribiesen libros contra ellas, como esas autoras feministas hacen desacreditando a los hombres?

Si en los países del Norte de Europa las jóvenes mamás deciden prescindir de los hombres con la fecundación in vitro, y en el Sur del Continente los hombres tenemos tan mala prensa,¿qué ocurrirá el día de mañana? ¿Las féminas nos destinarán a las reservas como se hizo con los indios en Norteamérica?

Esperemos que no.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.