MICA - Una mujer que supo sorprenderme

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
305 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

34 - MICA


"Una mujer que supo sorprenderme"

En una fiesta ágape y como si de alcahuetes se tratara, un matrimonio mayor - Juan y Teresa - a los que estimo me presentaron a MICA, una mujer separada, con dos niños ( 5 y 10 años creo recordar ), una compañera arquitecto retirada tras un grave accidente de tráfico, me pareció a primera vista una mujer interesante. Todo en la fiesta fue de lo más normal, todos los invitados hablamos de todo, intercambiamos experiencias, bebimos, comimos, nos reímos y cordialmente nos despedimos hasta otra ocasión.

Pasado un año (aprox ) fui invitado por los mismos anfitriones a una nueva velada en la que nuevamente coincidí con MICA; tras compartir con todos los presentes amena conversación se hicieron pequeños grupos que se alternaban. La velada fue agradable y divertida; me dio tiempo para interesarme un poco más por mi nueva "conocida" consiguiendo llamar su atención e intercambiar los móviles.

Semanas más tarde llamé a MICA y la propuse invitarla a cenar. - Era imposible, dijo; sus obligaciones como madre se lo impedían sin embargo una comida fue su respuesta y la solución. Y así fue, lo organizamos y un día de diario la recogí a la 13:00 h y antes de las 17:00 h la dejé en su casa. Nuevamente las horas transcurridas fueron agradables y volaron. Me agradó su compañía y quedamos en volver a repetir.

Los meses pasaban intercambiando mensajes vía WhatsApp pero mi sensación fue que el interés se diluía hasta que la conversación por escasa se tornó nula. -No me gusta ser pesado y dejo que las cosas fluyan por natural.....así que simplemente se perdió !-

Un Domingo llegué a casa de noche tras pasar el fin de semana viendo a mis hijos en Madrid. Serían las 23:00 h cuando acomodado en mi cama con pijama, televisor e IPad encendido sonó mi teléfono....era MICA. Nos saludamos con cierta alegría y nos contamos novedades, llevábamos varios meses sin contactar y me adelantó que sus silencios tenían explicación, estaba pasando un momento delicado desde hacía tiempo pues le habían detectado unas manchas en el pulmón y se temía lo peor; estaba pendiente de una biopsia para la mañana siguiente; motivo por el cual había colocado a sus hijos con su hermana. Tras una hora intensa de teléfono y cerca de las 24:00 h llegó mi sorpresa......

- "José Luis, te apetece pasar la noche conmigo ?"

Ufff. No me esperaba en absoluto su proposición, fue toda una sorpresa.

Tras pedirla que me lo repitiera. ...
- Quieres pasar la noche conmigo ?
- contesté: Claro que si MICA, claro que sí !!
-
Y "claro que sí"...entre otras cosas por considerarme afortunado en su pensamiento, ella es una bonita y buena mujer, muy luchadora y brillante; también por el abrazo real de afecto que merecía ( conozco lo que significa el estigma del cáncer ). Así pues, raudo puse rumbo a su domicilio; a esas horas no tardé mucho en recorrer los 20 kms de distancia. Tras llamar a su portero y coger el ascensor me abrió la puerta una sensual mujer con un camisón de seda gris que se ceñía a las curvas de su bonito cuerpo; sus pechos se marcaban y sus preciosas piernas torneadas y morenas lucían con explendor. Nos dimos dos besos y me ofreció un té que ya tenía preparado. La noté bastante nerviosa. Nos sentamos en el sofá de su salón y tras comentar el miedo y vergüenza que sintió al proponerme pasar la noche la tranquilicé hablando de otros temas. A los pocos minutos quise manifestar mis sentimientos.... me puse de pié, le ofrecí mi mano y al darme la suya tiré de ella levantándola, en ese momento simplemente la abracé con la intensidad suficiente para que afloraran sus lágrimas. El resto por demasiado íntimo fue simplemente precioso, intenso y sentido. Los abrazos, caricias, besos y gemidos ocultaron la negra noche, a las 7:00 h pusimos fin a la pasión y tras la ducha y el aderezo de vestirnos pusimos rumbo al hospital.

Mi interés diario en su problema de salud tuvo respuesta semanas después con la confirmación del peor pronóstico. Los eternos días avanzaban y MICA fue operada, le quitaron parte de un pulmón; tras su correspondiente y prolongada convalecencia y proceso de recuperación mantuvimos una discreta comunicación; todo evolucionaba lenta pero satisfactoriamente con sus sesiones de quimio. Nunca nos volvimos a ver, solo hablábamos esporádicamente, hasta que una mañana pasando cerca de su casa mi recuerdo e interés hizo parar el coche y llamarla por teléfono; le propuse saludarla y tomar un café, ella aceptó invitándome a su casa a tomarlo. Aparqué cerca y busqué algún presente con el que manifestarle mi alegría por verla, un buen perfume fue el regalo. Nuevamente al vernos nos abrazamos con cierta intensidad y complicidad. Tenía un ánimo distinto al de aquella sorprendente noche. Hablamos de todo, hijos, miedos, enfermedad, etc, incluidos recuerdos y......nos encamamos. Esta vez no me resultó tan bonito, ni tan intenso o precioso como aquella vez. Me resulta difícil explicar el por qué este encuentro no me satisfizo siendo la misma persona; probablemente el factor sorpresa y el morbo sea la respuesta.

En la actualidad y como ya ocurriera, nuestra comunicación se diluyó en el tiempo meses y meses de silencios. Creo que es lo mejor, las cosas deben fluir y nunca forzarlas; aunque AHORA ( lo entenderéis ) lamento haber dejado algunos abrazos sin dar y palabras sin decir..........

- El paso del tiempo se ha llevado a Juan - el anfitrión - y ha sido su viuda Teresa con la que me he encontrado esta mañana quien me ha dado la noticia....MICA también se ha ido

Ahora solo quedan los recuerdos, buenos recuerdos, y mis mejores deseos para su viaje. En el reino de mis pensamientos siempre tendréis vuestra casa.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.