AMOR IBERICO

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
126 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

96 - AMOR IBERICO...

AMOR IBERICO CON GUARNICIÓN DE BESOS ROJOS Y SALSA DE ABRAZOS

La receta que os traigo hoy está indicada para consumir en familia, o como plato preliminar antes del sexo. Es un alimento muy típico del norte, aunque también se viene cocinando desde hace siglos en el sur, en el este y en el oeste. Este plato conviene ser consumido a menudo, pues es muy rico en vitaminas A,B,C,D,E,F,G,H,I y J… y contiene mucha cariñína, que es excelente para el buen desarrollo del alma. Muy indicado en niños menores de setenta y dos años.
INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS
1.- Una pieza de amor ibérico fresco, sin espinas.
2.- Doscientos gramos de mimos pelados.
3.- 16 litros de caricias dulces, preferentemente en garrafas de cuatro gozos.
4.- Media tonelada de perdón en polvo. (Se vende en felicidaderías)
5.- Cuarto y mitad de tolerancia (de la que todos tenemos en el armario de la paciencia)
6.- Una pizca de vergüenza, dos gotas de humildad, media cucharada de comprensión, cuatro mil kilos de bondad y por último entendimiento, en perlas de un tamaño no inferior al de un planeta normal y corriente de nuestra vía láctea.
…………………………………………………………….............
Colóquese la pieza de amor ibérico sobre un semejante, preferiblemente de sexo opuesto, aunque el recipiente puede ser también un familiar de tamaño normal o una mascota con o sin pelo.
En un respeto hondo de acero puro, viértanse los mimos pelados junto a las caricias dulces y témplese en el horno, a 45.000 grados Celsius, durante toda una vida, removiendo de vez en cuando. Retírese del horno con cuidado de no correrse y añádase la media tonelada de perdón en polvo. Utilice la batidora para lograr una salsa homogénea cuya consistencia sea tan apretada como un fuerte abrazo. Pruébese con el dedo por si le falta dulce de sal y en caso necesario añada un poquito de modestia, sin pasarse para que no se corte y se convierta en vanidad.

Añádase la salsa de abrazo al amor ibérico, comprobando que penetra bien por todos sus rincones. Si fuera necesario utilice una sonrisa para impregnar bien sus orificios. Deje reposar como mínimo el tiempo que duran dos parpadeos y resérvese todo a un lado, mientras hacemos la guarnición.

Trocéese la tolerancia en dados de un tamaño no superior al del infinito, con cuidado de no cortarse un pelo, y añádase la vergüenza, la humildad y la comprensión. Remover despacio mientras se agregan los cuatro mil kilos de bondad hasta que la ensalada de colores rebase los límites del arco iris. Emplate este resultado con cariño al lado del amor ibérico, en una bandeja tan grande como la existencia, dejando a un lado los miedos. Para terminar, decore por encima con perlas de entendimiento, procurando que durante el manipulado éstas no se ensucien de reproche. Sírvase caliente, ardiendo casi, pero sin llegar a la quemazón. Y cuidado con la lengua mientras se consume sin medida.

!!Bon appetit!!


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.