El reencuentro (parte 1/2)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
4576 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

Era la boda de mi amiga Elena, tuve que ir sin pareja porque a quien había invitado, precisamente ese día falleció su abuela, era infame se fuera de fiesta el mismo día de tal tragedia, así que era casi imposible encontrar pareja que accediera a ir conmigo a una boda avisándole con apenas unas horas de antelación. Llegué al salón y luego de tomarme fotos con los novios, me fui a sentar y pedí un whisky, ya estaba con la idea de irme apenas después de cenar pues no bailaría, no llevaba pareja y en mi ciudad es sumamente raro que una mujer vaya sola a una boda, así que descarté la idea de conocer a alguien en la fiesta. 

Estaba tomando el whisky y veía a las personas llegar, cuando de repente apareció, Claudia, una novia que tuve 6 años atrás, duramos un año y medio juntos y fue conmigo con quien perdió la virginidad, terminamos simplemente porque no era la persona con quien deseaba pasar el resto de mi vida, nada malo pasó entre nosotros, incluso nos seguimos viendo luego de haber terminado para coger de vez en cuando por casi un año, pero desde la última vez que estuvimos juntos no la había vuelto a ver, solo nos llamábamos muy de vez en cuando, en nuestros cumpleaños y ocasionalmente para saludarnos y platicar. Se veía muy bien en ese ceñido vestido amarillo que contrastaba con su piel morena, un escote discreto pues es de pechos pequeños y la falda larga con una abertura dejando ver una de sus piernas casi por completo y por atrás con la espalda descubierta casi por completo, invitando a querer ver más de lo que ofrecía la vista. Realmente lucía más hermosa pues luego de que terminamos ella tuvo un tratamiento de ortodoncia y en verdad que eso cambió su rostro, estaba muy dientona y ahora lucía más hermosa. Inmediatamente vinieron cientos de recuerdos a mi mente y pensé en volver a coger con ella... pero de repente caí en cuenta en qué lugar estaba y como dije antes, difícilmente una mujer irá sola a una boda y efectivamente esa no fue la excepción, apareció detrás de ella un hombre que la acompañaba, si bien el tipo era bien parecido, su vestimenta dejaba mucho que desear, no era apropiada para el lugar ni el evento. Los seguí con la mirada hasta ver donde se sentaron, una mesa alejada de la mía. Estuve viendo a Claudia desde lejos esperando que me viera, hasta que sucedió, me vio a lo lejos y cuando lo hizo le sonreí y alcé mi vaso en señal de saludo, se notó su cara de sorpresa, pero inmediatamente devolvió la sonrisa y me saludó también. 

A partir de ahí no dejaba de voltear a verme y lanzarme sonrisas, me pareció extraño pues iba acompañada, pero le seguí el juego, así que en cuanto noté que se levantó y no la acompañó el tipo, fui tras ella. Se metió al baño y la esperé en el vestíbulo, al salir del baño me vio y rápidamente se me acercó

-Hola, no esperaba verte aquí ¿Cómo estás?

-Bien, muy bien gracias, veo que tu tan hermosa como siempre.

-Obvio, soy hermosa, lo sé.

-Ah olvidaba tu modestia, jaja.

-¡Ash!, cállate ¿Y vienes solo? no te he visto con alguien.

-Si, vengo solo, ocurrió algo a última hora que impidió a mi pareja venir. Veo que tu vienes con tu novio.

- No, no es mi novio, me invitó, pero ya me estoy arrepintiendo de haber aceptado, se la ha pasado tomando y ya anda borracho. La que iba a venir contigo ¿Es tu novia? 

-Huy que mal, conmigo no tenías ese problema de borrachos, jaja y no, no tengo novia, solo es una amiga, pero pss no pudo acompañarme.

Dicho esto, las cartas quedaron sobre la mesa, nos dejamos en claro que ninguno de los dos estaba en una relación y ahora podía pasar cualquier cosa, así que le pedí que bailara conmigo, aún y cuando estaba acompañada, pero eso no le importó y aceptó. El mensaje estaba claro, esa noche la tendía desnuda entre mis brazos. Ya en la pista había canciones calmadas

-Luces tan hermosa esta noche, hace años que no te veía y no recordaba lo sensual que eres, realmente luces tan sexy y me haces recordar tantos momentos juntos.

-Gracias, todo esto era tuyo pero lo dejaste ir.

-Ah jaja, bueno, podría ser mío una vez más.

-Mira mira ¿Que crees que nomás por que si voy a acceder?

-Pues yo creo que tu extrañas tanto como yo aquellos momentos (mientras decía esto la acerqué más a mi cuerpo y mis manos se fueron más abajo de su cintura) ¿Apoco no extrañas y quisieras volver a sentir todo aquello?

-Mmmm, pues te diré que, si fue muy bueno, pero ni creo que te acuerdes, quien sabe con cuantas has de haber estado después de mí.

-Pues no tantas como pudieras pensar y déjame decirte que sigues siendo la que me lo ha chupado más rico ¿Y tú? ¿Hubo otros después de mí?

-¡Cállate! te van a oír jaja. Pues si hubo algunos, pero nada importante, realmente con ninguno disfruté como contigo. ¿En serio soy la mejor? Jaja, no te creo, seguro lo dices para convencerme de hacerlo otra vez. 

-Créeme que eres la mejor chupa penes que conozco, por cierto ¿Como sé que es cierto que conmigo has disfrutado más y no me lo dices solo para convencerme?

-¡Jajaja! Quieras que te convenciera, mira ¿Crees que soy una facilota?

-No, no lo creo, pero sé que conmigo es diferente y sé que hoy me vas a dar las nalgas (dicho esto la besé apasionadamente y apreté su cuerpo contra el mío, quería que sintiera mi duro pene contra su cuerpo) ¿Apoco no lo extrañas? Por que él a ti si.

-Mmm, mh, si, si lo extraño... vamos afuera.

Salimos del salón rápidamente y nos dirigimos a mi carro, así, sin tanto preámbulo el deseo se hizo presente y lo único que queríamos era volver a estar juntos como cuando fuimos novios. Conduje hacia un motel pero no había caído en cuenta que siendo sábado en la noche, estarían llenos y así fue, llegué a uno y había una fila de al menos 20 carros para entrar. Claudia me dijo: No quiero esperar más, pero no quiero hacerlo en el carro, vamos a otra parte. Mientras decía esto desabrochaba mi pantalón y sacaba mi pene que ya estaba tan duro, y fue hacia él para chuparlo "Dijiste que soy muy buena, mientras llegamos a otro lugar te haré lo que tanto te gusta" y empezó a chupármelo deliciosamente...


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.