Desconexion entre Generaciones

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
161 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Este día del padre nos reunimos en la casa de mi papá para festejarlo, en su casa hay un comedor grande, que se usa cuando hay eventos importantes, porque normalmente se desayuna, come, cena y pica todo el día,  en el antecomedor, que tiene una mesa más pequeña, sí pero que tiene la cualidad de estar más cercana a la cocina, pero bueno lo que sucedió este día del padre fue una desconexión total entre las generaciones, a mi papá lo sentía como desencanchado, como que no sabía de qué platicar con sus nietos, en otras épocas mi papá tenía temas para todos y para todo tipo de reuniones, algunos de los temas más frecuentes eran la economía, o el precio del dólar, ahora como ya no vemos los noticieros, ya que han perdido credibilidad, no sabemos de qué hablar porque la televisión no es vista por todos, ahora cada quien ve sus programas, sus series, sus videos, otras cosas, que no sabes de que platicar porque no hay una homogeneidad de temas, como antes, cuando todos veíamos la televisión, los puros canales nacionales.

Pudiéramos hablar, entre generaciones, sobre deportes como futbol americano, boxeo,  o cualquier otro que no fuera futbol soccer, pero ahora los nietos están con otros intereses que no sabe uno que les gusta y que los atrae, antes todos era aficionados al futbol americano y como se iba comportando las estadísticas de los grupos o quienes iban de líderes anotadores, pero ahora nada de eso importa, cada quien ve los deportes que les gustan y las opiniones son muy variadas.

La música era muy homogénea porque todos veíamos el programa “Siempre En Domingo” con Raúl Velasco, entonces podías opinar de un artista o grupo musical que habíamos escuchado y visto, todos sabíamos a quién te referías o cuales eran los artistas de moda. Ahora cada quien ve y oye música en diferentes programas con YouTube o spotify u otros, por lo que nadie sabemos exactamente que oye cada quien.

A mi papá, siempre se le hizo tema interesante la política y las anécdotas de los políticos, algunas veces hasta chistes nos contaba sobre algún político, pero creo que ahora los chistes fueron sustituidos por los memes y las anécdotas por videos, entonces este tema como que rápidamente se hace obsoleto de contar. A los jóvenes actualmente casi no les interesa la política, ni los temas relacionados con ella, otro tema descartado para platicar en la sobremesa.

Otra de las cosas complicadas es que mi papá no tiene celular, eso lo aísla de muchas platicas, pero según él no quiere ser esclavo de la tecnología, yo creo que eso lo limita en cuestión de pláticas, porque no puede comentar sobre los videos virales o los memes de moda, algunos son muy ingeniosos y él se los está perdiendo, quizás quien tiene la razón sea a él, y no nosotros que usamos interminablemente el celular, dándole la razón de que somos sus esclavos.

Cuando hay sobremesa, mi papá trata de platicarnos sobre los árboles genealógicos, tema que muchas veces es algo enredado, ya que algunos apellidos se repiten, causando mucha confusión, para saber quién era familiar directo y quien era agregado cultural, porque se casaba con algún familiar,  que no entendíamos, quien era hijo de quien, o quien con quien, cuántos hijos había en cada familia para saber la dimensión de los antepasados cercanos. Esta platica salió porque en una fiesta de la hija de mi prima Claudia, llego otra prima con su bebé, muy bonito con ojos de color azules y mi tía, hermana de mi papá mencionó que tenía el mismo color de ojos que su abuelo Enrique, pero mi papá desmintió eso porque la mamá del bebé no era descendiente del abuelo Enrique, a pesar de llevar los mismos apellidos, como les mencioné  son Valdés pero de otro agregado cultural que se casó con una prima por el lado Rodríguez, total muchas suposiciones difíciles de entender.

Las novelas antes eran tema de las fiestas y de las sobremesas, en cada horario sabíamos que telenovela está pasando, con qué artistas y en qué iba la trama, eso también se ha ido terminando, las novelas cada vez son menos creíbles, y la gente ya no le interesan los temas que tratan, en muchas ocasiones nos consideraban tontos por la trama tan mal hecha, los artistas no tenían talento, solo eran caras bonitas y cuerpos ejemplares, algunas veces eran demasiado largas las novelas y sentías que no avanzaba, podías dejar de verla una semana y cuando regresabas te dabas cuenta que no había pasado nada.

Otra cosa que le gustaba platicar era sobre los carros, cuando había pocas marcas y los carros eran muy distintos uno de otro, como que cada uno tenía su personalidad, la manera de hacer sus ruidos de los motores, los cláxones eran también muy particulares, hasta los colores eran dependiendo la marca. Ahora hay tantas marcas de carros y todos tan parecidos que no sabemos distinguir que carro es que marca o cual es de otra, no tienen personalidad propia, todos se parecen, es lo único que ahora dice mi papá.

Podía comentar de los nuevos restaurantes que había visitado, para recomendarnos tanto los platillos con los precios que le habían ofrecido. Él tiene la costumbre de ir a los restaurantes y pedir el platillo típico o el clásico del restaurant para ver si se hace comensal frecuente, esas experiencias no las platicaba cuando íbamos a su casa y hacíamos la sobremesa. Si compraba carne y le salía de muy buena calidad nos daba el tip para que nosotros fuéramos y también disfrutáramos los buenos cortes de carne.

A mi papá lo que menos le gusta de platicar y lo hemos comprobado es, como dices algunos, “comer gente”, ósea, criticar y criticar sin piedad, eso no es lo de él.

Eso sí, le gusta preguntar sobre las novias o novios que puedan tener sus nietos y nietas, como que le gusta saber cuál es la tendencia de rasgos físicos que le agradan a su familia para ver si están con dentro de sus teorías sobre los gustos que él cree predominantes entre nosotros. Es una manera de ver si estamos mejorando el aspecto físico de nuestra familia o le estamos ayudando a los otros a componerse, ese fue un comentario que hizo, más de en una ocasión.  

Pero ahora considero que se está fracturando la conexión que existía entre los miembros de la familia, pero no voluntariamente, es que los temas cada vez son menos homogéneos y diversos. Que preguntar? que les interesa? Que les divierte? ES EVIDENTE QUE CADA QUIEN ANDA EN SU CANAL O COMO SE DICE AQUÍ EN MEXICO, CADA QUIEN EN SU PEDO.es preocupante porque las reuniones familiares se pueden volver aburridas!


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Temporada de musicales en Madrid

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed