Acampada adolescente en verano

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
13526 visitas

Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

Fui con unos amigos a un camping que hay por mi zona a pasar unos días: Chicos, chicas, música, buen rollo...

Un día nos bajamos todos a bañarnos a un lago que había, yo estaba en el agua agarrada a un muelle que había y Andrés, un amigo, se acercó por detrás, se agarró a mi barriga, dijo "aquí está" y me metió el dedo en el ombligo y lo movió, yo me retorcí y le dije "aaah por el ombligo noo". Ya en tierra intenté hacérselo pero fallé, el me preguntó que hacía, le dije que devolvérsela porque era muy molesto, él me dijo que no y... ¡que le metiera el dedo en el ombligo! yo al principio no quería, pensaba que era una trampa, pero como estaba en bañador solo tuve que estirar el dedo y meterlo, noté una sensación rara pero graciosa y a él... bueno, parecía que no le desagradaba mucho jajajajja.

Al día siguiente nos encontramos en los baños del camping, él estaba en bañador, sin camiseta, le dije que levantara los brazos un momento y cobré mi venganza: le metí el dedo en el ombligo y removí bien. Yo me troché de risa y él se quedó boquiabierto y entonces me di cuenta de que le había provocado una erección, él se puso todo rojo y yo le sonreí mientras le miraba el paquete jajajaja. Le cogí de la mano y le llevé al baño de minusválidos y sin decirnos nada me agaché y le bajé el bañador. Ahí la tenía toda levantada y empecé a acariciarla "¿Te gusta? Sí..." empecé a juguetear con su pene, a hacer círculos en el glande con el dedo, a apretar su agujerito, no pude evitar decirle "Dios, me encanta esta polla", yo me reía porque era muy divertido y él... creo que en su vida habría imaginado eso: Estaba de rodillas frente a él jugando con su polla jajajajaja. Seguí pajeándole, le dije que tenía ganas de algo, le di un lametón, luego otro y a la tercera me la metí en la boca. Ya se acabaron los juegos con su pene, tocaba lo serio, empecé a hacerle una buena mamada, él solo gemía, ha sido una de las que más he disfrutado, por fin dio señales de vida y empezó a gemir. Yo ya estaba mojadita y el a punto de venirse así que paré y salí un momento, cuando volví lo hice con un par de condones que cogí en la máquina. Le pregunté "¿Quieres hacerlo?” y me dijo "Si, si, si!!". Le tumbé, me quité la parte de abajo del bikini, le puse el condón (con la boca jajaja) mientras me acariciaba el coño, me subí sobre él y empezamos a follar. Decidí hacerle la vaquera inversa, me apetecía cabalgar esa polla. Empecé despacito y no paraba de oír desde atrás "uuuf, ooh sii", así que aumenté un poco el ritmo y después hice movimientos pélvicos para notar toda su polla dentro mientras no podía evitar decirle "si, clávamela toda mmm" Un amigo que entró al baño por casualidad nos oyó gemir y se rio pero no nos pidió explicaciones. Le gustó tanto que se corrió a los pocos minutos jajajaja. Después nos miramos, nos reímos y volvimos con los demás intentando no levantar sospechas de nada y a partir de ahí nos hicimos más amigos .


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.