La mar...

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
97 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Desde mi ventana admiro la mar…

Esplendoroso mar, poseedor de sus propias estrellas, luna y sol que calienta en una fría sangre viva, voraz y veloz.

Esplendoroso es la mar con olas espías, corrientes de sirenas, que atrapan a sus amados en promesas eternas más allá de una realidad visible.

Esplendoroso mar, ocultador de secretos en entrañas muy íntimas, donde  minuciosamente eligen  lo que retener o desechar.

Esplendoroso es la mar, mayordomo de riquezas incontables, coleccionador de transportes atrevidos, que no lograrían  llegar a su destino.

Esplendoroso e descarado es la mar que nos atrapa, roza y humedece todo nuestro cuerpo, toqueteado y explorado por salinas, atrapados por corrientes con brazos fuertes de gozo o muerte.

Esplendoroso mar, capaz de discernir  toda la materia humana, hundidas accidentalmente o conscientemente, para cosechar sus almas y devolver los cuerpos a orillas adversas confundiendo los evidentes.

Bello es la mar, anciano con barbas blancas contador de historias de amores y desamores.

Dulce mar, amigo confidente de secretos, devoto y obediente a su creador, que le dice;

 ¡No pases de ahí!

Y el obedece.

Desde mi ventana, cojo mi flauta dulce y sin desafinar, apunto la mar tocándola con entusiasmo, en  serenata de amor natural, hasta que siento como el olor a salinas, me impregna y me hace sentir estar bajo los focos, de las estrellas del mar.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed