Lluvia

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
7337 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

La lluvia producía en mí, una sensación de melancolía. 

Mi esposo parecía no darse cuenta Me le que mirando y en ese momento se fue la luz, el abrió sus brazos, sabiendo que no me gusta la obscuridad. Fui a refugiarme en ellos, era rico... Sus brazos fuertes, cálidos, su olor a hombre combinado con su loción... Disfrutaba realmente ese abrazo. Metí la mano en su camisa para acariciar su amplio pecho... Mi mano pequeña viajaba de un lado a otro al genial ritmo de la lluvia. Levante un poquito mi cara para ver si el disfrutaba igual que yo. Solo eso bastó para que el comenzara a besarme... Unos besos dulces, suaves...unos besos con sabor a tarde lluviosa.... Continuaron los besos, las caricias. En un momento había desnudes total... Sentí la necesidad de tomar la iniciativa... Le hice que se tumbara boca abajo, me recosté encima de él y empecé a besar y mordisquear sus orejas... Susurrando su nombre, mientras repegaba y frotaba mi cuerpo desnudo al de él. Pasaba de una oreja a otra haciendo un caminito de besos por la nunca o por sus hombros.  Mi pepa ya húmeda de mis jugos...se frotaba rítmicamente en sus nalgas, el sonido que se producía se combinaba con el de la lluvia. Yo pasaba mis tetas por toda su espalda y fui bajando lento, para que mis pepas rosara todooo...y mis tetas seguían el camino que dejara la pepa...y mis labios seguían el mismo camino dejando unos cuantos besos. Intrépida pedí, que me dejara mamar sus huevos, que levantará su cadera, el accedió, se acomodó de tal manera que yo podía chupar y meterme en la boca casa uno de su huevos ... Lamía, chupaba, besaba... Y con mis manos intentaba dar una rica chaqueta. La lluvia arreció y eso hizo ponerme frenética, no podía parar... ¡Mi lengua ahora pasaba por sus nalgas y sus huevos...ups!  Mi lengua dio leve toque a su ano, el quiso voltear pero no lo deje...  Seguí en mis lengüeteadas y chupadas y ahora con toda intención y lujuria pasaba mis labios, mi lengua por su oyito... A cada contacto el jadeaba y brincaba... Movía mi cara pegada a su ano y... La lluvia ... arreció... Él se dio la vuelta y clavo su verga completamente parada en mi boca  Apretaba mi cabeza para que no la quitará. Ese pito llegaba hasta mi garganta.  Entraba y salía, él sostenía mi cabeza con firmeza...  Pasaba la lengua en toda la verga y chupaba bien rico su cabeza y él hacía que me la volviera a tragar... Yo tenía la vista en su cara y el gozaba mucho y yo maaaaaas. De pronto ya no había necesidad de que él me metiera la verga...yo me la tragaba lo más que podía…agarrada perfectamente de sus nalgas me daba gusto de sacarla y meterla a mí antojo. ¡¡¡Se separa un poco y sucede ... Explotó por completo en mi cara... Carajo!!! de dónde salía tanta leche? Blanca, espesa... Deliciosa Escurría por toda mi cara hasta caer en mis tetas. Lo alucinante fue verlo a él elevarse a mi cielo y...recuperar la calma al ritmo de la ahora, tranquila lluvia.

sexxyjessy


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed