El fín justifico los medios

Por
Enviado el , clasificado en Drama
428 visitas

Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

  Yo era un vendedor. Si exactamente eso era.  Ya no lo soy por más que haga exactamente lo mismo que cuando lo era. 

  Todo comenzo en el verano pasado. Oleadas de calor invadian la ciudad y el país. Las temperaturas llegaron a romper los records anteriores. Es por ello que los cuidadanos fracuentaban cada vez más y más el comercio en donde trabajo. Pedían desaforadamente aires acondicionados, climatizadores,  ventiladores de todo tipo ( desde paletas de metal y plástico hasta de techo). Las ventar crecieron considerablemente y fue una muy buena época para el comercio. Es lógico, siempre en oleadas de frio o calor suceden estas cosas. 

Además, también compraban muchas cosas de verano desde licuadoras hasta hojotas. Todo fue bien, hasta que terminó la época de calor furioso. Luego de ello las ventas calleron. Las personas dejaron de frecuentar el local, algo que no me sorprendía debido a que en mis 5 años que llevo trabajando aquí,  siempre paso esto. Pero esta vez fue diferente. Un día miercoles , 15 minutos  antes de terminar la jornada de trabajo, me llama mi jefe. Me expresó bien preciso que si no subian las ventas tendrían que hechar a uno y si, lamentablemente yo era el elegido. 

  Al día siguiente me sentia raro dentro del comercio. Estaba nerviso y asustado. Miraba todo el tiempo hacia la entrada quería que entre mucha gente. Mientras tanto atendía a los pocos sujetos que entraban. Dos meses después seguía en mi trabajo. Sorprendentemente para mi jefe, las ventas habían subido, a pesar de que no entraba mucha gente al local. Eso fue posible porque a cada persona que atendía, le buscaba la vuelta para que se terminara llevando cualquier producto. Incluso llegue a vender todos los productos de oferta que estaban en mal estado. No me importaba mentir,  ofrecer la menor calidad, que se llevaran un producto que no estaban buscando o vender un producto que no sirva mucho, lo único que me importaba era no ser hechado.

  Toda persona que entraba se llevaba un producto por más que halla ido solamente a ver. Me había vuelto un experto en la manipulacion comunicacional para vender algo. Utizaba como armas a mi sonrrisa y simpatía que me hicieron lograr trabajar de vendedor. El fin justificó los medios. Es decir,  ya no vendía productos sino que juzgaba a la gente cuando entraba, la manipulaba, también manipulaba el contexto, la economia, el bolsillo de la gente, con el único fin de que se lleven un producto. 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.