ANCLADO EN EL PASADO

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
83 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Bueno veamos en que ha quedado la deconstruccion de un texto psicologico y volver a reescribirlo a mi manera, como hago con mi vida cuando se deconstruye: reescribirla.

«Vivir en el pasado es llevar un lastre en el presente y negarnos la posibilidad de poder disfrutar de un futuro mejor».

Dice Carlos Fuentes que “el pasado está escrito en la memoria y el futuro está presente en el deseo”. Vivir anclado en el pasado o pendiente de qué pasará en el futuro es una manera de padecer en el presente. El problema no es recordar momentos intensos, ni idear una vida deseada, el problema llega cuando nos quedamos anclados en uno u otro lado y nos alejamos de la realidad de forma continuada.

El pasado está escrito con todas aquellas vivencias o experiencias que nos han traído aquí y ahora, al mundo exterior y a este momento de nuestra vida. Es un baúl lleno de experiencias buenas y malas, de decisiones erróneas y afortunadas, de tristezas y alegrías y personas que entraron y salieron de nuestra vida. No se trata de renunciar al pasado sino evitar que se convierta en una atadura, un lastre, que nos paraliza y estorba para disfrutar de la vida.

Sin embargo, todo esto provoca que el presente pase ante los ojos sin disfrutarlo, pues nos encontramos con la mente en un tiempo que ya no volverá, que ahora solo reside en nuestro interior, en nuestras imagenes, resentimientos y pensamientos y que tan solo revivimos con ficciones o representaciones fantasmaticas de la realidad.

Y es bueno recordar que «Por mirar hacia atrás por un pasado que no va a volver, te puedes perder mil nuevos caminos por recorrer». La solución está en nuestra mente (conciencia) y en donde dirijimos el foco de nuestra atencion. La solucion es desanclarla del pasado y de nuestro interior, que es donde mora el pasado, con lo que soltaremos el lastre que reduce nuestra energia psiquica. Lo que se trata es de soltar el lastre por medio de traer nuestra atencion al exterior y al momento presente. 

Para deshacernos de este lastre, procuramos centrar nuestra mirada en el presente, disfrutar y tomar conciencia del momento en el que se vive. Dejamos de viajar al pasado para intentar arreglar lo imposible y borramos de nuestra mente frases tales como “si hubiera dicho, si hubiera hecho…”. El objetivo es dejar de hablar una y otra vez de lo vivido, especialmente de aquello que nos hizo daño. 

Es cuestion de ir frenando en el momento que los pensamientos pasados se vuelven obsesivos y nos martirizan una y otra vez instalandonos en una melancolía continua por lo que pudo ser y no fue hasta exclamar: “tantas explicaciones que di y to pa na, que lastima” o como decia el pastor de la Umbria de los Cucos “me cago en to lo que se menea” lo que ustedes prefieran, no servira de nada lamentarse de una u otra forma.

A mi me han servido hoy estas reflexiones para "ir tirando", soltar lastre y salir de la melancolia, espero que a vosotros tambien.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed