Por las noches la soledad desespera

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
128 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

El relog marcaba las 11 de la noche cuando apoye la cabeza en la almohada para dormir. Pasaban los minutos y no podia conciliar el sueño. Me movía de un lado hacía el otro, de una posición a otra, pero no lograba dormir. 

  Miro el relog del celular ya marcaba la 1 de la noche. Entro a mi red social y encuentro una foto de la chica que me gustaba. La mire con deseo y pensaba en comentarle pero recorde que tenía novio y no quise ser desubicado. Salgo de la red social y entro en Whatsapp, tenía varios mensajes. 

  Entre ellos estaba el de Abigail, al momento de responderle recorde que me quería como amigo, por lo tanto le respondí como tal. Apagué el celular y me quise volver a dormir.

  Sin embargo, no tuve éxitos. No podía dormir. Una de mis técnicas para poder dormirme cuando tengo insomnio es pensar historias en mi cabeza, desarrollarlas hasta quedarme dormido. Se me viene Natalí a la cabeza y creo una historia con ella hasta quedarme dormido. Invente que la salvaba de un robo ( casi como una pelicula de ficción) y ella se enamoraba de mi. Luego recordé que ella le dijo a sus amigas que no gustaba de mi y que no era su tipo. Mi consciencia estaba intacta. No me funciono la técnica, no podía dormir.  

  3 de la mañana, me dolian los ojos del sueño pero no podía dormir. Abrí mi red social nuevamente, empeze a ver fotos de todos los que tenía en ella. Justo vi fotos de Juliana, mi amor imposible del colegio que me rechazó. Le mande mensajes. Vi fotos de Talia, mi compañera de trabajo, le mande mensajes. Y así sucesivamente con cada foto de mujer que veía. 

  9 de la mañana me desperté, lo que significo que me pude dormir. Pero tenía que despertarme a las 7 para ir a trabajar, me olvidé la noche anterior de poner la alarma. Veo el celu y tenía muchos mensajes de amigas, conocidas y chicas furiosas por los mensajes que les había mandado. Veo los mensajes que mandé y me puse a llorar. Eataba rogando amor e hice algo que nunca ubiese hecho. Una noche, desesperado por mi soledad, arruine mis relaciones sociales e iba a tener problemas en el trabajo. 

  En fín, voy a tener que ir a terapia, espero no haberme vuelto un sociopata. Les pedire perdón a cada una, aunque si no lo hacen las entendere. Mi soledad me está arruinando...  


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... Recibe 15€ al alojarte con Booking.com
Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos Haz tu donativo a cortorelatos.com

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed