ABIERTOS

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
199 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - la página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

“Adaptarse no es lo mismo que acostumbrarse o habituarse” El dia que me acostumbre a padecer, mi amargura sera un habito. ¡Huyamos de los malos habitos! Prefiero la flexible adaptacion de las cañas al viento del desierto.

En una situacion amenazadora es natural paralizar el cuerpo de manera preventiva y movilizar la atencion o la energia psiquica focalizandola en nuestro interior y usarla como una defensa contra la amenaza. Pero no nos damos cuenta de que esto supone disociarse del mundo exterior, de la realidad exterior, estancar la energia psiquica y encerrarse en el mundo interior para rumiar o reflexionar respecto a la situacion problemática o el conflicto con otras personas, en busca de una solucion satisfactoria o idonea.

Tampoco somos conscientes de que esto agrava las perturbaciones internas, la turbacion interior, reduce la flexibilidad de respuesta, aisla a la persona del resto del mundo dejandola sola con sus temores o preocupaciones y la desconecta del flujo de la vida. Esto se convierte en una rigida defensa desadaptativa o incluso inmadura que complica el asunto mucho mas, hasta el punto de llegar a la paradoja de que las soluciones intentadas son el problema o por lo menos lo retroalimentan. Rigidez que nos incapacitan para superar las adversidades que a diario se presentan.

Por tanto lo mas basico del proceso de adaptacion a las adversidades o las defensas adaptativas ante una amenaza, consiste en enfocar la atencion en el mundo exterior. Es necesario una atencion alerta que procese la informacion de su entorno y que se adapte a los sucesos externos. Para ser parte del mundo que nos rodea, es preciso no encerrarse en uno mismo o no ensimismarse obsesivamente con lo que nos pasa, queriendo que las cosas que nos ocurren sean de nuestro agrado y peleandonos con todo bicho viviente al que culpamos de nuestra frustracion.

Cuando nos abrimos al mundo y al acontecer diario, la tension interna disminuye, comprendemos mejor lo que sucede y lo que nos sucede, y encontramos la manera idonea de adaptarnos a una situacion problemática imposible de arreglar. Por tanto encerrarse en uno mismo tratando de encontrar una solucion para un problema amenazante parece razonable, pero es contraproducente para encontrar la solucion apropiada, llegando a tener dos problemas: el problema que tratamos de solucionar y el problema del doloroso ensimismamiento que nos aisla de la realidad exterior.

No ha quedado mal la parrafada, a mi me ha servido para ordenar mis ideas, para entender cosas que antes no entendia y para poner orden en la entropia informativa en la que me muevo, en el angustioso caos de palabras y conceptos. Gracias a esta web y a todos los que colaborais con vuestros relatos por facilitarme la tarea y por lo que aprendo de vuestras aportaciones.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.