Veo gente

Por
Enviado el , clasificado en Drama
731 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
ManualidadesEn.casa - Haz manualidades en casa. Cientos de proyectos para desarrollar tu creatividad, con diversos tipos de materiasles y niveles de dificultad.

  Mi nombre es Laura tengo 34 años. Trabajo en el sector de limpieza de un centro comercial grande hace unos 5 años. Mido 1.70, soy de piel morena, estoy soltera y tengo un secreto: mi secreto es que observo a las personas a través de los vidrios que limpio. 

  Veo a dos mujeres morenas y de pelo castaño hablando, criticando y mirando de arriba hacia abajo a otra rubia ( probablemente teñida) que se estaba probando una chaqueta probablemente cara. 

  Vel a un hombre sentado en un banco con un celular entre las manos. Cada ves que cruzaba una mujer, le miraba el trasero y hacía maniobras místicas para sacarle una foto a este. 

  Veo otro hombre en la fila para pagar las compras. Detrás de él, 2 chicas jóvenes. Haciendo un acto de caballero las deja pasar para que paguen primero. Detras de las chicas se encontraba otro hombre. Por lo tanto, no fue un acto de caballerosidad o educación ( si fuese hací, hubiese dejado pasar a todos), fue un acto "machista". 

  Veo a las chicas felices porque avanzaron y pagaron primero, sin preguntarse " por qué" las habían dejado pasar. 

  Veo a una pareja que camina hacia la tienda de ropa de hombres. La mujer pegada a él como si fuese un nene malcriado que va a realizar una travesura. Su mirada y acciones controladoras y posesivas hacía el hombre cuando éste , entabla conversación con la vendedora, sobre modelos y talles de una blusa. 

  Veo gente. Veo sus actitudes, sus acciones, intensiones, miradas y hasta sus sentimientos. 

  Por último, veo una jóven mujer chusmiando ropa, observando precios y talles. Tenía los ojos brillosos porque no encontraba su talle ( era obesa). Probablemente habrá recorridos decenas de sin éxito. En ese mismo lugar, veo a 3 jóvenes mujeres que señalaban y se reian de la primera cuando ésta,  pidio probarse una prenda que probablemente no le iría. Fue ahí que, casi como un acto de instinto, corrí para defender a la jóven maltratada simbólicamente. 

  En ese momento fueron lágrimas lo que caian por mis ojos, lágrimas que caian como nunca antes habia llorado. HE MATADO dije con voz tembloroza

  Observe que en mis manos tenía mi herramienta de trabajo: una especie de tijera filosa que usaba para sacar chiques y cosas pegadas a los vidrios. 15 puñaladas a la que más se reia de las 3. Luego me desvanesí y desperte aquí, en la cama de un hospital esposada a esta. 

  ... Lo último que recuerdo antes de estar aquí: la jóven que intente defender de las burlas, me gritaba desesperadamente ( junto con las otras dos chicas y la vendedora) y se alejaban de mi. Recuerdo que miré hacia mi alrededor y las personas me miraban con la misma cara de desprecio con la que yo los miraba a ellos...

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed