HEMBRISMO

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
179 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Libros de ficción - Consulta las novelas y libros de ficción más populares de Amazon

RELACIONES SEXO-AFECTIVAS: MATRIARCADO: LA JEFA

“¿Te imaginas que pudieras contratar a una jefa para tus asuntos mas privados o intimos? No a un gestor, ni a un lider, ni a un guia espiritual, no: a esa individua arquetipica a la que catalogamos como jefa porque manda sobre nosotros y nos corrige continuamente. Un ser que tuviera la voz grave de los lideres, el paso firme de las poderosas, que te mirara a los ojos con la confianza de los que atrapan lo que quieren y al que contratarias para que tomara decisiones que encajaran con lo que necesitas. Alguien capaz de ser todo lo sexy que deseas y se moviera con seguridad aparente en esas situaciones que van mas allá de lo establecido. Una individua de carne y hueso que pudiera despejar el mundo de cualquier incertidumbre aunque fueran insensateces, que te liberara de todo tipo de responsabilidades y con quien no fuera necesario ser libre. Supon que esa persona existiera y la contrataras para ponerte en sus manos, como quien se entrega a un cirujano éstetico, confiado en su saber y fortaleza aparente. A su lado lo unico que tendrias que hacer es abandonarte y aprender a controlar cualquiera de tus ganas.

Vayamos mas allá. Imagina que lo que te ordena fuera muy desagradable, que tragaras algo repugnante, que sacrificaras tus gustos y aguantaras con paciencia carros y carretas por amor a ella. Como esta individua es fascinante y sabe que es lo mejor para ti, el hecho de complacerle o de hacerla feliz podria generar en ti un éxtasis que nunca habias sentido. Y en los momentos mas humillantes, esos en los que tu cuerpo ya no es tuyo, te asalte una voluptuosidad desenfrenada. Incluso cuando la unica emocion razonable fuera tu enfado, es posible que te apresara un deseo febril, porque esta demostrado que existe una afinidad misteriosa entre la crueldad del humillador y la lujuria, ya que el dolor de la humillacion excita e intensifica la lujuria. Y es que para someter y esclavizar es necesario humillar primero como en cualquier relacion sexo-afectiva o mistico-afectiva.

Existe un poder absoluto que solo se puede ejercer sobre sujetos libres que tienen la posibilidad de decir “no” pero que siempre dicen “si” en presencia de la jefa. Libres de elegir el compromiso del martirio de vivir con ella y la inmolacion de su personalidad, con tal de no verla enfadada o disgustada.

Por otro lado es una jefa informal que ha crecido aprendiendo que los contratos, los compromisos, las promesas, los vinculos y las uniones estan hechos para no cumplirse en contraposicion a los obedientes formalitos que han crecido aprendiendo que los compromisos y los vinculos estan hechos para no romperlos. Pero en su ceguera no se dan cuenta que es imposible romper lo que nunca ha existido por parte de la jefa. Y es que la imaginacion es muy poderosa y nos sigue llevando al idilio unidos a lo que mas queremos. Despertar de esa ilusion con la jefa: ¿pa que?, es tan hemoso y tontucio destrozarse la vida con la desilusion repetida, que no es cuestion de perder las esperanzas para dar lugar a algo nuevo.

Asi nuestros dias se organizan en torno a pactos rotos, papel mojado, clausulas corruptas, manipulaciones abstrusas….mientras obedecemos a la tirana interior. Hoy en la frontera que une el placer con el dolor, la violencia ha fabricado su propio paraiso. Alli, su poder oscuro, se impone, fuerza, tuerce, rompe, destruye, vence, persuade, seduce….Inflingir dolor es un objetivo en si mismo, una actividad autotélica, en la que ella disfruta con la sola actividad, pero en este caso, con la actividad de “joder” al projimo para someterlo. Vamos toda una experiencia de flujo que tan de moda está. Y una pregunta de despedida. Donde habita nuestra jefa ¿dentro o fuera?

Nota: Es una adaptacion de las p. 68, 69,70 del libro "Te Puedo" La fantasia del poder en la cama. de Martha Zein y Analía Iglesias de E. Catarata, que estoy leyendo ultimamente para estudiar mis relaciones sexo-afectivas con una mujer perversa.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.