Revele mis deseos en una sesión de sicologo. Parte 3

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
5145 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

-”Nada Noelia, lo vi y listo, te juro que aunque no me creas no me atraen para nada los travestis , si algo me gusto pero nada más, yo que sé creo que me gustaba que la penetrara a la mina, no sé, soy muy voyeur, no te puedo mentir, bueno todos en definitiva los hombres nos excitamos viendo no?”- ya con tono esperando su aceptación,  , “si digamos que si, y así que viste el video ese y te masturbaste? o  que más viste ese día”- .

Bueno ese día  en realidad ya había quedado medio enratonado por decirlo de alguna forma y seguí viendo algún que otro video erótico, pero hombre y mujeres, -”Pero algo en especial mirabas? como buscas ese video? hombre y mujeres , nada mas así en google? -”bueno en realidad me atraen muchos los videos de tríos,  o swingers, o cuckold, -”Cuckold? qué es eso?”- Me pregunto Noelia pero no tan asombrada,

-”Bueno le llaman así a cuando el esposo le permite a su mujer tener relaciones con otros y le gusta verlo , es una mezcla de voyeur con exhibicionismo y sumisión en algunos casos, pero es muy raro, te despierta sentimientos de celos pero a la vez te gusta, y te excita”-. -”Y a ti te excita eso?”-, -”Bueno si de hecho con mi pareja jugamos a que soy otro y estoy con ella”- En ese momento sus consultas ya no eran solo de forma de conocer mi psiquis parecía que el tema le llamaba un poco la atención.

-”Bueno si me excita, de hecho me excita mucho, no sé, es como que me calienta mucho pensar que ella esta con otro. No se porque es, entonces a veces comenzamos jugando a que es un desconocido en un bar y nos conocemos y terminamos en la cama, y otras soy algún amigo mío pero no le ponemos nombre ni es real, o simplemente hacemos que estoy en el mismo cuarto los tres y ella está acostándose con otro,  la verdad me despierta mucho morbo”- . -”Y que es lo que te gusta de ver eso?”- -”No lo sé, me parece que me gusta  que disfrute ella, y que lo veo como en una tercera persona, como desde afuera, como si fuera el video porno”-, -”Pero no te da celos?”-

-”No, bueno un poco, pero es mucho más lo que me excita, que sea penetrada por otro, que los celos que me pueda dar”-.  -”Y nunca lo hicieron?”- -”¿cómo le digo?”- Ahí me puse un poco nervioso, no puedo mentir mi cara se había transformado y el color de la pue había cambiado a un tomate. -”si nunca lo llevaron a acabo?”-, -”Bueno no, nunca ni lo planteamos hacerlo,  siempre ha quedado en la fantasía, hasta compramos una vez un pene realístico y lo usamos penetrándole por la vagina mientras yo  la penetraba  por el ano”-. hasta ahí fuimos llegando le dije, pero ella seguía incisiva -”y nunca se lo propusiste”-, -”no  nunca, creo que me mandaría a freír papas”- , ella seguía preguntando -”y si lo decís en ese momento , en pleno acto de que te gustaría llevarlo a cabo pero en la realidad?”. ,

-”Pero , pero … como?”- ahí yo ya tartamudeaba un poco, -”pero cómo se lo planteo? me excita de solo pensarlo , pero y si me da cosa después si no me gusta la fantasía, hecha realidad? y si le da cosa y si se enoja conmigo?”- Ella no paraba, me tenía en las cuerdas, -”Bueno yo te pregunto, y si le gusta a ella? y si te gusta a vos? y si les provoca más morbo?”-  la hora estaba por terminar, yo realmente estaba super excitado, cuando me excito me empieza a salir ese líquido seminal que me deja los boxer todos blancos de manchas, estaba saliendo a chorros. No tenía mi pene erecto, estaba flácido pero mi cabeza no paraba de dar vueltas, Era lunes, y era imposible que un martes tuviéramos sexo con mi pareja, yo pensaba las mil formas de plantearlo, sin tener consecuencias.

El trabajo la rutina, los chicos en el colegio, era imposible adelantar el fin de semana. La sesión terminaba yo estaba perdido, había quedado dando vueltas mi cabeza, quedé mirando un punto fijo en la habitación, mientras Noelia ya estaba en la puerta para despedirme. Mi mirada seguía en aquellos dos candelabros que con poco esfuerzo ya me imaginaba dos penes en las manos de mi mujer, el mío y el de otro tipo. La excitación me abruma, yo estaba cada vez más compenetrado con la idea, se lo tenía que proponer a mi mujer, pero como? … mi semana comenzaba y tenía que intentarlo, creo que tengo algo que puede funcionar. Ni cuenta me di, ya estoy en el auto, salude a Noelia, baje el ascensor,  estoy sentado accionando la llave de contacto, todo eso paso y yo ni cuenta me di. Sin lugar a dudas mi cabeza ahora está en otro lado.

Continuará.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.