Habana II

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
1392 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

Deja que ella lo disfrute. Mientras ella recupera el aliento, él la besa, le acaricia, le susurra palabras dulces y picantes, lame su sudor lentamente, desliza su mano a lo largo de su todavía temblona pierna, sin querer dejar que se enfríe el fuego que quema las sábanas. Poco a poco ella se recompone y como no puede ser de otra manera, quiere agradecer tremenda entrega. Se incorpora lentamente, según su cuerpo le va permitiendo, y se pone a la altura de la boca de su amante. Empieza a besarle despacio, muerde su labio inferior de vez en cuando, pasando su lengua tímida, le vuelve a morder suave. Sus respiraciones que empiezan a acelerarse, se unen en un baile de lenguas, manos tocándose y unos cuerpos que quieren seguir danzando.

Ella le tumba y recorre su torso depilado con los dedos. Su lengua inquieta chupa sus pezones. Sigue su camino hacia abajo, tan bien trazado, hasta llegar al culpable de tanto placer. Y ahí está. Esperándola con una sonrisa socarrona diciéndole: “Cómeme. Cómeme”.

Su boca le recibe. Su lengua se coloca estratégicamente arropando y su labio superior protegiendo. De manera natural, los movimientos surgen solos guiando a su dueña a cubrirlo entero. El suspiro que lanza él, indica que todo va bien. Perfecto. El ventilador le hipnotiza y mientras ella le dedica toda su atención, él se abandona. El ritmo alcanzado sólo le permite pensar en que no podrá aguantar mucho más. Lo dice. Lo grita. Lo hace.

Sus cuerpos descansan como dos sombras, mojadas por el sudor y envueltas en caricias cómplices. La escasa luz que sale a través de las rejillas del armario del dormitorio, hace que él parezca un Dios africano. El color de su piel es de un tono madera tostada, sus músculos suavemente marcados, lucen perfectos. Manos finas. Boca ardiente.

Se volverán a amar, varias veces más, donde los protagonistas serán la noche, el ventilador, el olor a madera y canela. Y ellos. Siempre ellos.

Cualquier pareja que trate de tener un bebé puede usar este estimador de ovulación para averiguar cuándo es más probable que las mujeres conciban . Formato de calendario fácil de entender.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.