ABIGARRADAMENTE

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
190 visitas

Recomendación:
Poesía (top ventas) - Los libros de poesía más vendidos del momento.

ABIGARRADAMENTE

Tranquila muere la lluvia,
en cada gota, como lágrimas de vida.
Tranquila vive la paz, el silencio,
en cada suspiro, como aliento del viento.

Veleidoso venablo venial verdugo.

Por eso, modélate en mi voz, grano fino,
en el silencio de la tarde glacial,
en el suplicio de la noche tibia.
Por eso, el mar escribe sus olas.

Obediente obertura oblonga obsesión.

Aunque ahora sufre y llora,
y abandona su vieja dulzura,
y desteje al perfume salvaje,
agujas, retratos y recuerdos.

Rauda ranura rareza razonable.

Con flores desnudas, al fulgor extraña,
su nostalgia, su risa, su brisa, su olvido,
tan azul, tan gris, tan blanco, tan verde,
solo en las campanas, solo en las orillas.

Omisión ondulante oprobiosa opulencia.

¡Péndulos pájaros, tiernos huérfanos!.
El viento duerme su sueño, sus alas,
su postrer sonrisa en el polvo alegre.
¡Frágil es el pasado pesado perdido!.

Paliativo pandemónium pálida parsimonia.

Así que, comamos recuerdos naranjas,
inquietos y vibrantes cánticos, cerezas,
con las angustias de las piedras, nueces,
entre la miel del acero ligero, melones.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.