EL ACCIDENTE

Por
Enviado el , clasificado en Drama
434 visitas

Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Viajaban de noche en su coche el matrimonio formado por Anselmo y Luisa, él algo cansado de conducir durante varias horas. Los faros de los coches que venían en la otra dirección, frente a él, le producían sueño. Sin darse cuenta cerró un instante los ojos, el cohe se desvió, su mujer le gritó para avisarle y sin poder evitarlo se estrelló de frente contra un camión. El resultado fue el fallecimiento instantáneo de ella. Él no sufrió daño alguno, milagrosamente. Tras la autopsia, el ataúd con el cadáver de ella fue exhibido en el tanatorio del cementerio de la ciudad, con la tapa cerrada y un retrato encima. Vecinos, amigos y familaires trataron de consolar al viudo con expresiones habituales: qué mala suerte, la vida sigue, cuenta conmigo para lo que necesites, piensa que está en el cielo, etc. 

Al día siguiente se celebró el funeral, una misa antes de que se llevaran el féretro a la cámara de incineración. Uno a uno, todos los asistentes le dieron el pésame al viudo. El último en dárselo fue el hermano de su esposa, se abrazó a él y le susurró al oído: "Tenías que haber muerto tú, asesino". 

No supo qué decirle, bajó la vista al suelo, sus piró y en ese momento se acercó su hermano. "¿Quieres que te lleve a casa, quieres venir a la mía?", le preguntó. "No, gracias, estoy bien. Prefieroirme solo a mi casa. Mañana te llamo".

Esperó a que todos los conocidos se fueran del cementerio, ya de anochecida. Entonces montó en su coche y se dirigió hacia la salida del cementerio. Llegando a la puerta vio a su cuñado que iniciaba el cruce por un paso de peatones para llegar a la otra acera. No se lo pensó ni un instante, aceleró y el coche le golpeó con  gran dureza. El cuerpo salió disparado por encima del vehículo, golpeándose sobre el asfalto de la calzada. Detuvo el coche, miró por el retrovisor. El cuerpo no se movía y no se veía gente alguna. Puso la marcha atrás y aceleró para pasar por encima del cuerpo caído de su cuñado. Luego volvió a atropellarle y salió velozmente del cementerio.  


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.