Macilento megalómano

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
198 visitas

Recomendación:
Poesía (top ventas) - Los libros de poesía más vendidos del momento.

MACILENTO MEGALÓMANO

A lo lejos, el blanco anochecer callaba,
antes de expirar los anhelos, rosas,
en la purísima fragancia del ayer,
donde las mariposas tejen ramos.
En la dolencia dogmática doméstica,
sin hospedarse pertinaz el gris.

El aguardiente se apagaba con la sed.
El camino caminaba suspirando sin cesar,
con el susurro azul donde hierven las pasiones.
Y la transgresión parsimoniosa
Y la famélica inmundicia
Y la estulticia memorable.

Nadie estaba galopando a sorbos,
ni energúmeno malamente sonreía,
ni era ineludible adornarse sólo,
ni era espléndido el embuste,
aunque lo demás fuera lo mismo.
¡Pasajera anfractuosidad indiferente!.

El mismo que a veces llega, imaginado,
de rodillas y apenado, para tocar las hojas,
los ojos, y en la tierra, siembra pesadillas,
como fértil el arado, el humo, el miedo,
como un pañuelo trémulo, estímulo efímero,
verde falso, amarillo inquieto, rojo inútil.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.