Fantasía hecha realidad. Parte 2

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
8061 visitas

Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

Cuando la tipa terminó de embarrarme la leche, yo seguí chupándole la verga al otro tipo, mientras el otro me embestía. Cuando el que estaba dándome terminó le dije al que se la mamaba “vas” pero esta vez lo acosté boca arriba y me monté sobre él para cabalgar, la verga la tenía riquísima, blanca, con venas, cabezona y de unos 18 centímetros. Me monté sobre él y me la metí toda de una vez… empecé a cabalgar, a gritar, a gemir… a pedir más y más... recostándome hacia atrás... hacia adelante...  poniéndole mis bubys en la boca para que me las chupara... seguía viendo a los de mi alrededor que hablaban por mí, sus caras de lujuria, sus vergas ricas, duras, firmes, listas para ser montadas.

No tardó mucho en terminar el tipo y yo seguía muy hot, pero cansada, las piernas me temblaban, todo mi cuerpo se estremecía de placer y de lujuria. Pero me quedé ahí tendida en la cama, un par de los presentes se acercaron a terminar sobre mi cuerpo.

La tipa que me había untado el esperma antes se acercó con una toalla (ni idea de donde la sacó), y empezó a limpiarme todo el cuerpo, dándose una buena agasajada jejejejeje y yo bien dejada jejejejeje

Cuando terminó me quedé tirada un momento más, me levanté y vi a mi amigo sentado en un rincón del lugar, cagado de risa, burlándose de mi.

Solo me dijo “¡sabía que te iba a encantar!” Le pedí mi ropa… no encontré mi bra ni mi tanga. Solo me puse el pantalón, las botas y la blusa, casi todos los mirones se habían ido, solo quedaban unos cuantos. Los que quedaban me felicitaron, se acercaron de uno en uno a despedirse de mí. Uno de ellos m dijo "llevo viniendo a este lugar unos 2 años, y nunca me había tocado ver a una mujer tan hermosa como tu. Felicidades, ven más seguido”. Yo no sabía que decir, entre la excitación y la lujuria con un poco de pena solo le agradecí... yo estaba feliz.

Salimos de la bodega y le pedí a mi amigo una cerveza, me llevó a la barra y me empecé a hidratar con la cerveza, más de alguno de los que seguían en el antro eran los que me habían visto coger, y solo veía como me seguían observando con su cara de lujuria jejejeje

Decidimos seguir divirtiéndonos y nos pusimos bailar, es por demás decirles que los cartones y arrimones y bailes de perreo no faltaron con mi amigo y con los demás tipos quienes se habían quedado con las ganas de tocarme o cogerme jejejeje

Cuando nos retiramos del antro yo seguía muy muy caliente, y en el auto me tuve que desquitar nuevamente con mi amigo, pero esa historia será para otra ocasión.

Créanme que esa excitación me duró más de una semana, no podía dejar de pensar en lo riquísimo que lo había pasado.

Escriba. Comenten, xoxo


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.