Reminiscencia panorámica

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
175 visitas

Recomendación:
Poesía (top ventas) - Los libros de poesía más vendidos del momento.

REMINISCENCIA PANORÁMICA


El sudor azul sube verde
deshuesando el vapor y sepultando los sueños
el sudor azul
que descansa de los ojos sin almendras.


El sudor azul, compañero de la espiga,
escribía por las cantinas y las paredes caídas.
Y recogía de los techos hambres viejas
y sembraba las miradas del sordo mar
y ninguna de las piedras dibujaba la nieve
y faltaba el eco del último vacío doblado.


Es la ceniza, creo, es la ceniza
y la piel de hojalata desgajada antes de morir;
es el premio, las camisas y los cocodrilos alegres
los que anudan lenguas al hielo.


Huían los alaridos del desierto hecho añicos,
con las orejas tapadas, con lágrimas de plomo seco,
con camellos arrugados y marineros extintos,
que decoran vajillas de miel en volátiles cristales.


Nadie puede, no puede nadie, todo es mentira.
Solo es el hierro devorando algodones calientes,
del ala plantada en la esquina confusa.
Es el mismo grupo de muertos que desayuna,
las ventanas indefensas, donde el sol se puso.

El sudor azul descansa sonriendo,
con los bolsillos de ballena, de pala y pico.
El viento paralítico alumbra, su estafeta,
endulzando al tiempo sus colores.

Que niegan humedad al agua...
¡Pobres perlas paridas!. Pobre y pobres.
Aquel día nunca fue nunca, y sigue pasando,
en las rendijas con garras de mil tintas,
y anudando al vapor liebres,
por los cementerios de las letras.


Asolada la noche cultiva espadas,
por donde el sabor a olvido escapa,
y el espejo ha perdido el escudo,
desnudando muchedumbres negadas,
sin cabellos tristes que recuerden,
el viscoso vientre de los ecos.

A pesar de ello, el sudor azul respira,
y el viento amarga las cuevas,
allá donde la consciencia envejece.


Sin embargo, aún hay espinas espigando,
esperas de espuma y panes con muslos,
de blandos fusiles y crines risueños,
agitando a las setas sus catedrales,
en los venenos del pergamino llorado,
con el rumor de las conchas y corchos.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.