Polvito mañanero

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
10170 visitas

Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

Suena el timbre. Miras el reloj. Es temprano. No esperas a nadie.

Te levantas en braguita, miras por la mirilla y me ves al otro lado. Algo en tu interior se remueve.

Me abres con una amplia sonrisa, me besas tímidamente, me coges de la mano y me conduces hasta tu habitación.

Te metes en la cama y yo me desnudo por completo y me meto contigo bajo las sábanas.

Mmmmmmm. Estás muy calentita. Te pego a mí. Noto tus pechos contra el mío. Te miro a los ojos y por fin te beso. Mmmmmmm, qué ricos y jugoso tus labios. Te acaricio la espalda mientras nuestras lenguas juguetean. Mirarte a los ojos mientras te beso me encela. Nuestros cuerpos son solo uno. Piel con piel. Mi boca desciende buscando tu cuello. Mmmmmmm, huele tan rico. Calentito. Mientras te beso el cuello escucho tus gemidos en mi oído. Te pegas a mi cada vez más.

Acaricio tus nalgas a la vez que las aprieto para que el contacto entre ambos sea mayor. Notas mi sexo cada vez más duro y eso te hace mojar. Tu coño arde. Tu mano busca mi polla. Necesitas tocarla, apretarla. Sentir como crece con tus caricias. Caliente. Vibrante. Tus ojos se ponen en blanco al sentir el contacto de mis dedos con tu sexo. Gimes. Tu mano no deja de masajear mi polla. Sueñas con tenerla dentro. Tu vagina palpita de placer. Te como las tetas. Chupando delicadamente los pezones. Tus gemidos aumentan en ritmo e intensidad.

Frotas la polla contra tu coño. Se empapa de tus jugos. Es electrizante. Tu vagina es un volcán. Se dilata y se contrae entre descargas de placer. No dejo de chupar tus pezones. Te enloquece. Mi glande hinchado contra tu clítoris. La necesitas dentro. Gimes sin cesar. Te subes sobre mí. A horcajadas. Tomas la verga. La restriegas contra tu coño. Colocas la punta en la entrada y dejas poco a poco car tu cuerpo sobre ella. Estás tan lubricada que entra con facilidad a pesar de lo dura y gruesa que está. Hasta que por fin tu pubis choca contra el mío. Te incorporas un poco. Quieres follarme sintiendo solamente la polla entrando y saliendo de tu coño. Diossss, como entra.

En ese momento te corres por primera vez. Llenas mi polla de tu corrida hirviendo. Ufffff, como chasquea la polla en cada penetración. Estás tan jugosita. Me encanta verte cuando te corres. El contacto es total. Noto las descargas de tu vagina sobre mi polla, y eso hace que mi polla convulsione.

¿Notas como vibra de placer dentro de ti? Las descargas se suceden. Estás loca de placer. Aprietas tu pubis contra el mío. La polla está entera dentro. El glande percutiendo en el fondo mismo de tu coño. Arde todo. Me voy a correr nena, me voy a correr, "Joderrrrr.......Diossssssssss......Qué placer siento dios".

Contraes la vagina, abrazando con ella mi polla caliente. La polla no deja de dar saltos dentro de ti. El orgasmo es inminente.

"Ahhhhhhh............Ahhhhhhh.....me corro nena.... Ahhhhhmmmmmmmmmmmmmmmmmm.... Siiiiiiiiiiiiiii... Diosssssssssss...."

A chorro limpio. No dejo de escupir chorretones se semen caliente. La temperatura dentro de ti aumenta aún más. Y es entonces cuando un nuevo orgasmo te hace estremecer.

"Siiiiiiiiii, dame tu caldito nena.....Wow como me arde la polla....sale hirviendo nena.......Mmmmmmmmmmmmmm.....Qué delicia"

Te dejas caer sobre mí, aplastándome con tus lindas tetas, y nos comemos la boca de nuevo, con la polla brincando aún dentro de ti.

Entre jadeos.

Desatados

Excitadísimos...acariciándonos....


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.