En el apodíctico cadalso

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
212 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Poesía (top ventas) - Los libros de poesía más vendidos del momento.

EN EL APODÍCTICO CADALSO

Traté de recorrer nieves y fantasmas,
y recordar los cándidos topacios,
en el corazón del tiempo yerto,
pues había soñado la noche,
del vulgo, torvos garfios, agrios,
del encono exacerbado, salado.

Antes de estar el polvo consciente,
hallando las plantas cautelosas, hizo,
gotas de ayeres e inseguras lupas.
Con el movimiento de la escarcha, vió,
dónde se han rendido los cristales,
y el olvido, en remolinos de ventanas.

Como ruedas de vicios giran, helicoidales,
semanas y meses, años y décadas, siglos,
sin cesar, sin campanas, sin tambores,
constantemente mortales y atónitos,
encontrando al cielo viudo y huérfano,
aunque la luna invadiera las espigas.

Nadie elevó del espejismo las piedras,
ni las montañas, las mañanas, las arañas.
El pantano está colmado, colgando generoso,
dónde el sol es enamorado por las sombras.
Sembrando angustias al suspiro peregrino,
que vende césped en las colinas, fugitivas.

Ya el océano se tiñe con ruinas de mármol,
porque en otro lugar, estéril grita, el hierro,
y oculta las pupilas de las grutas, el martirio,
del blando bosquecillo, metal semidormido.
Ya el éter petrificó sus huellas, alambicadas,
purpúreos esplendores, ásperos y exóticos.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed