La situación cap 2

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
781 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Porn4women.tv - Los videos porno que más gustan a las mujeres

Esta es la continuación de "la situación", cambie un poco la forma de escritura ya que en el capítulo uno era un poco cantada, un poco poética no sabría decirlo. Y aceptando algunas críticas al respecto de ello procure cambiarlo un poco.

Espero Disfruten. 

 

LA SITUACIÓN CAP 2," ¿todo lo que sube tiene que bajar?" 

Recuerdo que se citaron a un sitio, todo quedó en manos de él, el plan era el siguiente.

Él debía recogerla muy temprano en la mañana, guardar su protección y verla más tarde para partir a aquel sitio a experimentar.

Él odio siempre madrugar y a pesar de que debía hacerlo constantemente no paraba de odiarlo o hacerlo con desdén, pero esa mañana para verse con ella todo era diferente, despertó rápidamente de su cama, una sola alarma sonó y no hubo necesidad de aplazarla o poner otra exactamente 5 minutos después.

Se levantó velozmente de su cama, ya tenía la ropa lista y a pesar de que nunca se consideró muy agraciado procuro verse lo mejor posible, aún era oscuro en la mañana y pareciera que fuera a ocurrir lo esperado ahí mismo.

Entró a la ducha, se desnudó y verificaba que nada estuviese mal dentro de lo que podía caber, una afeitada reciente, un baño de esos profundos que no se hacen tan constantemente, pues la ocasión era especial, quería estar en perfectas condiciones, impoluto en cada rincón de su cuerpo pensando en que ella quisiera probar su humilde piel.

Mientras tomaba el baño y entraba ansiedad pensando cómo sería todo, como debería actuar en caso de o de que.

froto su cuerpo con jabón y no podía evitar tener pensamientos recurrentes de su piel, de sus ojos, de lo mucho que se acercó a acariciar sus delicadas caderas alguna noche anterior, de la presión que sentía al rosar sus pechos en abrazos ya pasados y al adictivo sabor que quedaba impregnado en sus propios labios luego de besar los de ella , no podía evitar tener alguna erección y sentir algo de vergüenza por saber si lo que hacía era correcto o no, pero qué diablos ya eso no importaba la decisión estaba tomada y trataría de dar lo mejor de sí, pensaba que todo saldría bien mientras continuaba frotando su cuerpo con jabón y aquella erección vergonzosa que causaba tener pensamientos de posibles situaciones.

Luego de tomar ese baño un poco intenso lleno de pensamientos, tomó su ropa, se puso la mejor prenda que pudo encontrar y ya que hacía frío, porque no aquella chaqueta con la que se sentía más agraciado físicamente.

Al salir a la calle tomó su moto y procedió a dirigirse donde ella mientras notaba al acelerar que era más fuerte el ruido de su corazón latiendo que él mismo motor de su vehículo, no podía soportar tanta ansiedad dentro de sí pero debía calmarse para parecer tranquilo ante ella.

Llegó justo al lugar donde era, a una vuelta de su casa, sacó su celular le escribió un mensaje avisando que había llegado mientras procuraba respirar para calmarse y evitar algún tipo de apretón involuntario.

¿Pasaron 5 o 10 minutos más de la hora pactada ?, se preguntaba y se respondía a sí mismo, realmente no importa. mientras veía cómo se acercaba ella a lo lejos dirigiéndose hacia a él.

Cuando ella llegó al punto exacto donde estaba, se saludaron como si nada pasara, como si no hubieran quedado de verse un rato en la tarde a llenarse de deseo, a experimentar, a cometer un acto prohibido ante los ojos de las demás personas si se llegarán a dar cuenta, ante los ojos de las personas que no saben que es querer pues nadie tiene la respuesta.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.