Sólo su voz

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
1295 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

 

Me mandó un mensaje para saber lo que hacía salía del trabajo y era tarde, le conté que iba de camino a casa.

- Y tú qué haces? - Respondí el texto.
- En la cama.

¿Por qué me diría eso? Ella es linda y su creatividad para fantasear me encanta, además, era algo que compartíamos, aunque sin duda ella era mucho mejor y yo solo un amateur. En fin, me pareció que algo bueno saldría de estos mensajes y decidí continuar.

- Qué haces en la cama? -Conteste sin ocultar mi curiosidad.

Recibí por respuesta un emoji, ese diablito travieso, un dedo y unas gotas.

Uff!! ¿De verdad se va a masturbar y me lo contará? ¿Querrá que le ayude? ¿Por qué yo? Estoy en el transporte y aquí no puedo hacer el escándalo que yo querría si esto llega a dónde me gustaría que llegara. Mil dudas sobre lo que pasaba recorrían mi cabeza. ¡Haz algo ya! Mi subconsciente me decía que actuará.

-Vaya parece interesante.
-Si.

Vamos dame una pista más. Solo pasaba eso por mi mente. Hemos hablado de fantasías nos mandamos relatos eróticos, pero nunca habíamos tenido la intimidad para hacer lo que fuera que fuese a pasar. ¿Qué hago? ¿Si me aceleró y la cago? Y en eso...

-Audio

¿Un audio? ¿Qué puede ser?
Puse mis audífonos a todo volumen y lo reproduje...
... Nada. ¡¡No se oye nada!! Hay mucho ruido, por supuesto que se está masturbando. ¿Será un susurro? ¿Me pedirá algo? ¡¡¿Diablos que hago?!! Lo reproduje 1, 2, 3 veces más. ¿Un gemido? ¿Será verdad? ¿Lo confundí? Maldita sea que haré?!! Me sentía frustrado y no quería cagarla, ni hablar tendré que ser sincero esperando no regarla.

-No se oye nada.

Frustración total!!!

-Jajaja... - Lo sabía. La he regado.
-O acaso tú?~Qué hago?!!~ Ella elimino el audio.
-Dices que no oyes nada.
-Tenes que darme más detalles. Déjame oírlo una vez más.
-No decía nada.
-Me vas a dejar así?
-Si. Que llegues bien a tu casa.
-Déjame oírlo de nuevo.
-No decía nada.
-Entonces déjame oírlo. ¿Tendré que marcar para pedirlo?
-No.

Le marqué no podía quedarme así, encendió la llama y hay que apagarla ya la había regado así que no tenía nada que perder.

1... 2... 3... Tonos... Buzón.

No me puedo quedar así, una vez más...

1... 2... 3...

-Hola? - Estaba agitada, su respiración fuerte y que voz, aunque parecía que lo quería disimular. Es curioso que no conocía su voz hasta ese momento y sin duda el mejor momento para conocerla- ¿Qué pasa?
-Te dije que marcaría y ... - Se cortó!! No!! Maldita recepción!!

-Mande?- Me contestó por texto.
-Parece que no se me hará escuchar tu interesante actividad. Tengo mala recepción.

Llamada...

Me regreso la llamada y wow! Su respiración, sus gemidos, su voz... Ya no trataba de ocultar nada.

-Hola. ¿Aún estás ocupada?
-Si!!
-Qué tal se siente?
-Rico!!
-Te gusta?
-Mucho!!- Se disparó una erección en mi pantalón.
-Cómo lo estás haciendo?
-Ahh!!
-Cómo te gusta?
-Ahh!! Son muchas preguntas.
-Qué te gustaría oír?
-Nadaahh!!

La escuché gemir y pujar, la escuché aumentar su respiración y la mía aumento también.

-Qué rico!!
-Si linda sigue...
-Ahh..!
-Mas..
-Sii...
-Mas...

Sus gemidos aumentaban y no sé en qué momento empecé a acariciar mi pene sobre el pantalón. Sentía que saldría de mi pantalón en cualquier momento y si, la vi ahí frente a mi tocándose para mí, abrirse para mí y gemir para mí. No pude más toqué sus pies, su piel suave y el calor de su cuerpo. Besé sus pantorrillas una tras otra y formé un camino a través de sus piernas... Llegué a sus muslos y los acaricié de a fuera a dentro... Despacio, lento y subiendo poco a poco. El oxígeno del entorno se iba solo existía ese deseo de sentir placer... El deseo de darle placer... Solo placer... Sus gemidos se conectaron a los míos y si, llegué a su sexo dónde sus dedos daban guerra a su clítoris lo rodeaban y lo presionaban, arriba, abajo y cada vez más rápidos y entré yo metí mi lengua en su vagina, la succioné y empecé a morder... Se acomodó para mí y arqueo su espalda sin dejar de tocarse empecé a dibujar círculos en todo su sexo, note una de sus manos viajar a sus pechos y apretarlos con fuerza e inhale humor de su cuerpo...

-Ahh!!
-Que rico!!
-Si!!

Entraron mis dedos en acción metí uno y la ví retorcerse, tomo mi pelo y me obligó a lamer con más intensidad y así lo hice su clítoris hinchado me hizo vibrar a mí con su sabor... con su textura ufff!! El segundo dedo entró y los movía con fuerza, dentro, fuera, dentro, fuera... Roce con mis dientes su clítoris y era hora de hacerlo sabía que iba a terminar mis manos se movieron con fuerza mi pulgar en su clítoris y mis dedos dentro, fuera, arriba, abajo, arriba otra vez y apreté con fuerza...

-Ahh!!-

Y en eso... Se cortó la llamada... Dios!! Mi respiración estaba agitada, vi al rededor y solo habían 3 o 4 personas más, cada quien en lo suyo y esperando su parada del tren. Si tan solo supieran que acaban de presenciar un acto erótico. En fin, regresé a los textos.

-Es una lástima que se cortó. ¿Rico?
-Si. Ya había terminado. Gracias.
-Cuando gustes.

Después de eso le pedí repetirlo alguna vez quizá en vivo, quizá no pase. En fin, fue increíble, bromeamos un poco y pasaron algunas indirectas, quizá algunas directas o solo la emoción de lo ocurrido? Basta de preguntas, sólo me quedaba revivir el momento para mí y con eso bastaba para envidiar sus sábanas que seguro estarían mojadas.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.