¿EXISTE EL MÁS ALLÁ? 3

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
143 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

¿ Por qué quise investigar la Escritura Automática llamada asimismo psicografía?

Recuerdo que un día después de investigar a varias videntes con más o menos acierto sobre la posible trascendencia de una vida espiritual, encontré a una especialista de la Escritura Auntomática y quise investigarla a conciencia. Yo llevaba unas cuántas preguntas muy significativas escritas en un papel acerca de mi madre, ya que considero que hay que ser muy concreto para poder comprobar la veracidad del experimento. Y en la medida que la especialista me iba dando las respuestas con precisión, confieso que a mí se me caía el papel de las manos a causa de la sorpresa que me producía el resultado de aquella sesión.

La Escritura Automática fue desarrollada en su día por los surrealistas para dejar en libertad lo que subyace en el inconsciente del sujeto, y también esta práctica fue utilizada por el educador Piaget quien se asombró de los resultados.

 Hay que tomar una hoja de papel y un bolígrafo; sentarse en una silla y relajarse. Seguidamente evocar con quién se quiere contactar, y esperar a ver qué sucede. Puede ocurrir que la mano parezca que adquiera vida propia y salga en el papel la pregunta: "¿Qué deseas?"

La vida después de esta vida, que es una apuesta absolutamente platónica y avivada por lel Romanticismo, hoy por hoy es más una hipótesis que una Ley natural. Pero en el pensamiento científico la hipótesis es la suma de unos indicios de un algo que nos pueden indicar una verdad, ya que la Naturaleza no desperdicia nada.

Mirando el Universo, se habla de que en él hay unas "Cuerdas· que podrían explicar lo que es el origen del Todo. Las partículas elementales tienen una vibración como las cuerdas de un arpa, que darían lugar a que el espacio del cosmos estuviese dividido en varias dimensiones espacio-temporales; de igual forma como hay inmuebles con diferentes rellanos. Y una de estas dimensiones podrían cruzar nuestro planeta constituyendo una frecuencia de onda todavía desconocida.

También sabemos que el sol que nos calienta cuando vamos a la playa, es un astro de mediana edad, y que al cabo de 5.000 millones de años consumirá toda su energía y se colapsará convirtiéndose así en una enana blanca que irradiará tal calor que en la Tierra no se podrá estar, y terminrá por explotar. Entonces todos los planetas que giran a su alrededor chocarán contra dicha estrella y se destruirán. Pero está previsto que en el espacio queden una serie de partículas atómicas y subatómicas, que al juntarse las una con las otras de un modo aleatorio, se forme otro sistema solar; que sería un resurgir de las cenizas como un Ave Fénix.

¿Y por qué no nos puede suceder lo mismo a nosotros si formamos parte de las leyes del Universo?

Yo circunscribo la máxima de Einstein que dice: La materia y la energía son dos aspectos de la misma relidad, que ni se crean ni se destruyen sino que se transforman.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.