C1 Sexo con una desconocida. Parte 1

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
6430 visitas

Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

¡¡Diablos!! Que tarde es. Creo que voy a tener que posponer la entrevista para el trabajo~ Corrí apresuradamente para subir al camión que me dejaba en la universidad donde me presentaría para realizar mis prácticas profesionales. Era hora de escuela y en todos lados el transporte estaba lleno alcance a subir el camión y me fui a la parte trasera y wow que trasero. Juro que ví un monumento perfectamente realizado, era hermosa alta de cabello largo, delgada y un vestido largo que a pesar de ser holgado se veía perfectamente la curva de su trasero, tenía senos pequeños, pero lo mejor fue su rostro, era hermosa, sus gestos tan delineados, sus labios. Quiero besar esos labios~.

El camión arrancó y empezó el camino en el tráfico de la cuidad, creo que está de más decir que el camión iba a reventar y se zangoloteaba horriblemente. De repente un derrape. Alcancé a agárrame bien, pero la hermosura de al lado se iba a caer, alcance a tomarla del brazo y tire de ella para que no cayera, ella se abrazó de mi enseguida. Líbramos el accidente y el camino retomó su marcha, tras darse cuenta que me seguía abrazando retomó su postura.

-Lo lamento.
-No pasa nada. ¿Estás bien?
-Si muchas gracias.
-Y vas muy lejos?
-Hasta la universidad.
-Estudias ahí?
-No, ahí trabajo.
-Vaya yo voy a ver eso precisamente, pues si gustas te puedo acompañar y evitar que tengas un accidente.

Me regaló una sonrisa y wow me quedé como estúpido viéndola, se desocupo un lugar y se sentó frente a mí, se ofreció a llevar mi mochila y accedí, en ese momento quedo dormida profundamente y vaya que era de sueño pesado. Se empezó a balancear con el movimiento del camión y se fue de lado. Su cabeza quedó recargada en mi entrepierna. Vaya que hago?!! Será muy incómodo si la despierto para que se mueva y de momento es incómodo para mí. Se acomodó y me sentí aliviado, pero enseguida se abrazó de mi pierna y frotó mi pene con la mano. Voltee a verla y estaba despierta viendo el bulto en mi pantalón.

-Se ve bien tu amigo.- Me dijo mientras lo acariciaba.- Y si nos bajamos aquí?-Faltaban unos 20 min de camino, sin duda había perdido la entrevista. Se puso de pie y me arrimo su culo. -Vamos.

La seguí, vi que hizo unas llamadas y recibió otras posponiendo su trabajo y avisando el retraso. Yo hice lo mismo me alejé para marcar a la chica de la entrevista y posponer la cita.

-Hola?
-Buenos días srta. Tenía una cita con usted hoy a las 9 am pero me temo que me es imposible llegar, será posible posponer la cita?
-No te preocupes estás de suerte, la encargada de hoy no viene y la suplente tiene un retraso y me pidió reagendar su cita por la tarde. ¿Podrá acudir a las 3 pm?
-Claro sin problema, muchas gracias.
-Hasta la tarde y buen día.

Colgamos las llamadas y se acercó a mí y me besó, la abracé y no lo pude contener, la tomé del culo.

-Ven acompáñame. - La seguí sin preguntar y caminamos una cuadra hasta un hotel. Pidió un cuarto, pago y entramos. Desato su vestido al entrar y quedó en ropa interior frente a mi. Me quite la corbata y la camisa enseguida. Note su abdomen plano, se veía que hacía ejercicio y bien empezó el juego.

Nos besamos y la cargué sobre mi tomando su trasero, ella colocó sus piernas alrededor de mi. Me besaba y me mordía con pasión. Se balanceo sobre mí y quedamos sobre la cama. Ella arriba de mi empezó a besar mi cuello y después mi pecho. Jugó con mis pezones y wow, mi erección se endureció más, bajo por mi abdomen y llegó a mi verga, la acariciaba aún encima del pantalón y al fin lo quito, sus manos frías sobre mí me hicieron temblar, me quito por completo mi pantalón y los boxer y acarició mis piernas, los lamía y recorría con sus manos sin quitar la mirada de mi verga que se ponía más dura, me veía con morbo y lujuria, pero su mirada no era a mí, era solo para mí verga.

-Abre amor quiero ver bien como cuelgan tus bolas llenas de leche.

Abrió mis piernas y tomo mis testículos y wow mi cuerpo se estremeció, no parpadeaba solo acariciaba mis testículos y lamía mis piernas. Mi verga estaba parada y más dura que nunca, no la tocaba solo acechaba como si fuera la presa de un depredador. Al fin se acercó y empezó a lamer mis huevos con su lengua, los lamió de abajo arriba con lentitud y al llegar al falo paro y se fue hasta abajo lamiendo atrás de ellos y rozando mi culo, me abrió más las piernas y empezó a lamerme las nalgas, no se porque pero se lo permití estaba tan excitado y se sentía tan bien así que la deje seguir, incluso me chupaba por encima del ano.

-Me encanta tu verga amor.
-Es toda tuya hermosa, disfrútala.
-Si, es mía y claro que la voy a disfrutar, no te vengas papi quiero jugar con ella.
-Ohh si!!

Al fin empezó a lamerla de inicio a fin, chupaba mis huevos y volvía a subir hasta la punta, jugaba con su lengua en mi glande y volvía a lamer sin dejar de acariciar mis piernas y mis nalgas. Estire mis brazos y empecé a acariciar su tetas que cabían perfectamente en mis manos, sus pezones estaban duritos, me sentí a gusto de saber que no era el único excitado. Llegó el momento metió mi verga en su boca y empecé a pellizcarte los pezones.

-Uff! Si, así bebé.
-Que rica verga, me la voy a comer toda.

Empezó a moverse más rápido hasta que se la metió toda, sentí como entre por su garganta y cómo seguía moviendo su lengua por mi verga, era una delicia. La saco y la volvió a meter en repetidas ocasiones. Me masturbaba con las manos mientras chupaba la punta, sin duda sabía lo que hacía.

-Ven aquí.

Me levanté y la tomé del culo para jalarla y volver a acomodarla sobre mí pero ahora haciendo un 69, hice de lado su tanga y empecé a lamer su vagina, que rico olía y que mojada estaba, no lo dude empecé a chupar con fuerza y a pasar mi lengua por todo su sexo y chupando sus fluidos mientras ella chupaba mi verga como nadie lo había hecho.

-Ahh!! Así bebé.
-Te gusta?
-No hables, sigue chupando que siento rico!! Si!! Así!! Mete tu lenguaaa...

Empezaron a temblarle las piernas así que le abrí las nalgas y seguí chupando y metiendo mi lengua, estaba tan mojada que se resbalaban mis manos al agarrarle el culo empecé a acariciar su ano, le di vueltas con un dedo y ella empezó a hacer lo mismo en el mío mientras se metía mi verga por completo otra vez y si, ambos nos metimos un dedo por el culo, poco a poco empezamos a meterlo hasta que estuvo dentro....


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.