Resignación

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
244 visitas

Recomendación:
Poesía (top ventas) - Los libros de poesía más vendidos del momento.

Antes ya del sol nacer

unzo los bueyes al yugo viejo,

y hablo al tiempo del arado disponer

como si lo hiciese ante el espejo.

 

En la finca aro profundo

buscando el cotidiano sustento,

suda el cuerpo, gira el mundo,

y los surcos se van abriendo.

 

Ya no hay esperanza,

dura es la vida que voy perdiendo,

aún así sigo en la labranza

que tengo tan solo en arriendo,

como esta existencia miserable

que a ciegas voy vertiendo

hasta que el fin , con su sable,

corte el hilo del que pendo, y encuentre de una vez la calma,

para la que tanto mérito estoy haciendo.

 

Porque me dominan, atado me veo,

sin remedio abocado

a no ser, ni el reflejo,

a nacer preso y morir amansado,

crecer con hambre y hartarme de trabajo,

levantarme dolorido y acostarme agotado....

 

Fue así siempre, no es nuevo,

el amo sobre todo manda,

y yo perteneciente al pueblo

obedezco sin rechistar,

si me riñe no me muevo

pues si lo hago, me ha de pesar.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.