La primera vez que pagaron por mi

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
5535 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Lesbianvideos.co - Sólo relaciones íntimas entre mujeres

La primera vez... siempre es la que se te queda en la memoria. Era muy jovencita, tenía 19 años recién cumplidos, nunca he tenido un cuerpo muy voluminoso, pero la verdad, siempre he sido muy guapa de cara. Vivía con mis padres, aun me daban la paga jeje, tenía novio y estaba estudiando... nadie se podría pensar que una noche un hombre mucho mayor que yo pagaría porque me arrodillara delante suya para aliviarle... Pero así fue, no fue por necesidad, ni por desquitarme de nada, fue solo por morbo, simple morbo. No necesitaba el dinero la verdad, pero si la experiencia, desquitarme de esa etiqueta de niña buena que tanto me decía la gente y tanto parecía que tenía asumido.

Fue un sábado, salí a tomar algo con unas amigas, nada en mi cabeza me hizo pensar lo que podría pasar esa noche, pues yo iba solo a tomar unas copas sin más. El local estaba lleno de gente mayor "mejor" pensé "así no hay buitres" pero cuando empezamos a bailar en la pista un tema las 4 juntas, noto como un hombre nos mira desde la barra de forma insistente, no le di importancia "un viejo verde más". El tío tendría unos 45 o 46, vestía como queriendo ir a la moda, un viejoven. Al rato de bailar unos temas, de sentarnos a terminarnos las copas y cuando se fueron 2 amigas a sus casas; noté que el hombre nos seguía mirando... mirándome a mi... un calor de repente recorrió mi cuerpo, no me daba morbo para nada el tío, pero si la situación, como antes... la etiqueta de niña buena pesaba... le sonreí un par de veces y el tío se envalentono acercándose y invitándonos a unos chupitos. Mi amiga flipaba, me miraba a mi como diciendo "¿de qué va este...?" no se por qué los aceptamos y empezó a preguntarnos: ¿estáis solas?, ¿y vuestros novios?... (lo típico de un madurito intentando ligar)
Y paso, a mi amiga le llamaron los padres para irse ya, me dijo: vente conmigo, no me quería dejar sola. Y quizás eso es lo que me hizo clic, no hacía falta que me recogiera nadie. Fuimos a los baños con ella para hablar. Me dijo que me fuera con ella, yo le mentí diciendo que mis padres venían en 10 minutos, que se fuera tranquila, que iba a estar en la barra con el camarero hasta que vinieran. No quería, pero acepto... ella se fue y estaba sola ante el peligro. Realmente no quería nada, pero el tema de ser una "chica mala" me atraía, me daba morbo el propio morbo, no el señor aquel. Me fui a la barra y esperé que viniera... me dijo que porque sola? me abandonaron...? me invitó a otra copa... charlamos... quizás el hombre se empezó a acercar más de la cuenta y dije "bueno hasta aquí" le dije que era tarde, que me venían a recoger... pero claro, él quería algo más... me empezó a decir que tenía unos labios muy bonitos, que ojala pudiera ayudarle a él... claro... ya veía por donde venían los tiros... así que le dije que no. Y pasó... la primera vez... el tío saco dos billetes de 20€ y me los puso en la mano... No entendía nada, pero me dijo: 40€ si me acompañas a mi coche y usas esos hermosos labios en mi polla. UFFFF que sensación, no sé qué paso por mi cabeza y no sé qué hubiera hecho hoy en día... quizás si no tendría esa crisis hubiera dicho que no... pero no sé porque aún ahora... dije que si.

Y allí fuimos, yo estaba como un puto flan: "¿que estoy haciendo?, ¿desde cuándo soy una puta??" esa palabra me dio más calor... aun no sabía por qué... El hombre educado me abrió la puerta de su coche. Un Seat gris creo recordar, en un parking a las 3am, no había nadie... me preguntó si lo había hecho antes, le mentí diciéndole que si... y ahí estaba... en el asiento de atrás de un Seat, con un hombre que me duplicaba la edad luchando por quitarse la correa para sacarse la polla. Mi mente empezó a dar vueltas... ¿y si no lo hago bien?, ¿qué coño estaba pensado?, ¿y mi novio? Todo eso fue rápido, porque quizás por el alcohol, antes de darme cuenta, la tenía en la boca. Era más grande que la de mi novio, olía diferente y sabia diferente... me esforcé... y lo disfruté, si, lo disfruté... 4 o 5 minutos, intercambiando boca, manos lengua, saliva... a un hombre que acababa de conocer... y me dijo: "me corroo" claro quizás era en ese momento una puta, pero no tonta. Me la saqué de la boca y le puse un clínex mientras le terminé de masturbar... acabó el hombre con el corazón a mil... y creo que satisfecho. Fue amable y me acercó a casa, me pidió mi móvil y le di uno falso.

Una vez en casa la cabeza me daba vueltas, recuerdo lavarme los dientes 4 veces y luego en la soledad de mi cama, masturbarme hasta llegar al orgasmo, como casi nunca había logrado por mi cuenta.

Esa fue la primera vez, las siguientes, que tampoco fueron muchas, tampoco fueron por necesidad, quizás fueron por un morbo al mismo morbo... Pero eso lo contare en otra historia.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.