La escritora

Por
Enviado el , clasificado en Drama
469 visitas

Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

Habíamos sido amigas y compañeras en el instituto. Al acabar el bachillerato, ella se decantó por la literatura y yo estudié periodismo distanciándonos.

Cristina del Monte llegó a ser una reconocida novelista. Sus obras además de muy amenas, retrataban unos paisajes que despertaban en el lector ardientes deseos de visitar los países descritos. Los ambientes  eran reflejados con detalle, pero sin resultar excesivos. Era, en fin, una firme candidata a los más prestigiosos galardones de la literatura mundial.

La había visto por televisión en muchas entrevistas. Realmente estaba muy cambiada. De no ser por el nombre, no la habría reconocido. En la gira de  presentación de su última  novela, iba a pasar por mi ciudad. Era el momento propicio, le pediría una entrevista. Llame por teléfono, di mi nombre y acordamos una cita.

El día fijado acudimos ambas con puntualidad. Nada más llegar, me rogó que la acompañara. Así lo hice. Me llevo hasta una casa en las afueras, una vez en ella nos dirigimos a una habitación donde había una cama junto a un ordenador. En la cama, rodeada de tubos, yacía el cuerpo de una mujer. Al acercarme, la reconocí pese a su deficiente estado. Ella abrió los ojos y me sonrió. Una incurable enfermedad la tenia postrada en la cama desde hacía más de un lustro. Las dos mujeres lo urdieron. Una hermana era la que salía  en los reportajes y aquella débil mujer, la autentica Cristina del Monte, la escritora que describía tan magistralmente  los paisajes que estaba condenada a no ver jamás.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.