Soliloquio para dos

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
267 visitas

Recomendación:
Ficción romántica (top ventas) - Los libros más vendidos del momento de ficción romántica.

Mírame en silencio. ¿Sabes cuánto tiempo estuve esperándote, criatura sideral?

La verdad es que perdí la cuenta exacta, pero vi apagarse el brillo de algunos astros mientras eso sucedía.

¿Y qué nos pasó? Sigo pensándolo…

Mírame desde el silencio.

¿Qué lugar habita tu mirada cuándo me ves con esa ausencia?

No lo sé, hay una inscripción de tantas historias estelares en tus ojos…

¿Y qué dicen? Me cuentan sobre tus reproches, por ejemplo. Sí, eso sí lo sé, están plenamente justificados.

¿En dónde está tu pensamiento cuándo te cuesta trabajo pronunciar mi nombre?

Probablemente se diluye y se encuentra con el de otra persona.

¿Cada vez es más difícil ocultarlo? Sí, podría ser. ¿Recuerdas que hay historias estelares en tus ojos?

A veces me dicen cómo fue que colisionaron sus mundos.

¿Se ha convertido él en todo lo  hermoso que sucede detrás de la rutina invencible? Recuerdo que yo lo era para ti.

¿Tú lo eres para él? Deseo que sí.

Me miras sobre el silencio. ¿Aún me sublimas con solo verme? Siempre.

¿Qué nos pasó? Sigo pensándolo…

¿Has interrumpido la clausura corporal que te impusiste mientras seguías en casa? Ojalá lo hayas hecho. Sin restricciones, como en el principio de nuestros tiempos.

Me miras entre el silencio.

¿Qué lugar habita tu ausencia cuándo me ves con esa mirada?

Tu foto dice mucho más de lo que hablábamos últimamente.

¿En dónde está tu nombre cuándo me cuesta trabajo pronunciarte en el pensamiento?

Está escrito en un hueco cóncavo que hay en mí pecho.

¿Qué nos pasó? Sigo pensando que a mí me pasaste tú y no supe verlo…

Te miro en silencio. ¿Sabes cuánto tiempo estuve esperándote, criatura sideral?


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.