CORTO RELATOS DE MI VIDA: EL FAMOSO MARTILLO PARTE 3.

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
3461 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

Después de  mi experiencia con Oscar, una tarde estaba sola y aburrida así que decidí llamar a Magdalena le dije que llegara a mi casa a tomar café, ella por cierto acepto de inmediato, llegó y nos pusimos a platicar, le conté lo de Oscar y ella se encendió como llama, mientras le contaba ella se quitó las sandalias, subió sus piernas al sillón y metió su mano debajo de su vestido, empezó a masturbarse, yo me puse frente a ella he hice lo mismo, las dos frente a frente en el sillón masturbándonos aquello era intenso, de pronto ella saco sus dedos empapados en sus jugos y los puso en mi boca, yo comencé a chuparlos frenéticamente, eso la excito más, empezamos a besarnos y cuando ella comenzaba a desabotonarme el vestido, escuche ruido en la puerta, me levante de inmediato y fui a ver, era Migue que regresaba del colegio, eché cerrojo y le dije a  Magdalena que se compusiera el vestido, Migue trato de abrir pero no pudo, entonces cuando ya todo estaba bien abrí la puerta y le dije, mi amor como te fue?, el entró enojado y dijo: por qué pusiste el cerrojo?, nunca lo pones, le conteste, lo hice sin darme cuenta, mira quien vino a visitarnos, cuando Migue vio a Magdalena cambio su rostro y la saludo, les dije voy a traer un poco de limonada para mientras platiquen, fui a la cocina a traer vasos y limonada, cuando regresaba con todo vi a magdalena tomarle la mano a Migue y ponerla en su pecho, él estaba idiotizado por aquello, Magdalena sacó su pecho del vestido y tomo a Migue de la cabeza y lo llevo hasta su pezón, claro el otro ni lento ni perezoso empezó a chupar aquel enorme pecho, yo me quede viendo aquello con un poco de morbo pero pensé que estaba bien después de todo ya no era un niño, así que regrese a la cocina y allí espere a que mi hijo se deleitara de las tetas de Magdalena, cuando ya estuvo satisfecho entro a la cocina con una cara de alegría y me dijo, mamá dice Magdalena que tiene sed, le dije, ahora voy, te ayudo preguntó, sí, por favor le conteste, así que muy contento llevó la limonada, cuando nos sentamos en la sala Migue dijo: tengo mucha tarea así que mejor comienzo de una, yo me quede extrañada de aquel cambio, antes había que amenazarlo para que hiciera algo y ahora muy colaborador, total fue a hacer la tarea o más bien a masturbarse a su cuarto y ya no molesto más, le pregunte a Magdalena, que le hiciste que lo cambiaste por completo?, entonces ella me conto que lo dejo manosearla un poco y que ahora lo tiene comiendo de su mano, yo le dije que no lo ilusionara pero ella dijo: que prefieres que yo lo haga o que cualquier zorra le pegue una venérea, le dije que estaba bien pero que no lo hiciera pensar cosas que no eran, tranquila dijo yo sé cómo hacer, además ahora ya no tendremos problemas con él, hasta  puedo quedarme a dormir y el no diría nada, entonces pensé tiene razón, tomamos la limonada y ella se fue, pero quedamos en vernos el fin de semana y puede que hasta duerma con ella.

Ha sido el mejor fin de semana de mi vida, el viernes por la tarde vino Magdalena  a visitarnos, Migue salió a recibirla, ella con su carácter fuerte mandó a Migue a traer cosas al super, y el como corderito hizo caso, tiempo que aprovechamos para darnos una calentadita en la sala, Javi dormía en su cuna, nos gusta tocarnos con la ropa puesta, ella traía un vestido corto que resaltaba sus enormes nalgas y sus pechos, yo tenía puesto un vestidito sencillo, pero que me queda apretado, es como dos tallas más pequeño, solo lo uso dentro de la casa ya que es muy provocador, las dos comiéndonos a besos en el sillón, tocándonos pero como siempre algo nos interrumpió, Javi despertó y empezó a llamarme MAMI MAMI DONDES ESTAS, le dije a Magdalena que pospusiéramos aquello, ella algo molesta dijo está bien pero en la noche me tienes que recompensar, te piensas quedar? pregunté, y ella dijo claro, no ves que me agarrara la noche y no podré irme?, y empezó a reír, está bien le dije, fui a calmar a Javi y al rato regreso Migue con las cosas, me puse a hacer la cena y Magdalena me ayudo, no sin antes manosearme como quiso en la cocina, cuando terminamos fuimos a la sala a ver la TV, vimos unas películas y todos nos quedamos dormidos, yo desperté y vi a Javi dormido en un sillón, Migue estaba dormido con la cabeza en el pecho de magdalena y ella también dormida, desperté a Magdalena y a Migue, tome a Javi y lo lleve hasta su cuna, cuando regrese vi que Migue y Magdalena se decían algo en secreto, pero no alcance a escuchar que era, dije, bueno que piensas hacer entonces Magdalena?, ella dijo: sabes ya es algo tarde y no sé si pueda conseguir un taxi, yo le conteste no te preocupes yo te llevo hasta la central de taxis y allí ya ves tú, entonces Migue interrumpió, mamá pero ella puede quedarse aquí, entonces le pregunte, y donde, aquí no tenemos cuarto de huéspedes, y el contestó, si lo sé pero ella puede quedarse contigo, entonces le dije, como? No de ninguna forma, además Magdalena tendrá cosas que hacer mañana aseveré, por favor mamá dijo Migue, no seas así que se quede, ya es muy tarde y la central está lejos además llueve y te puede pasar algo a ti, que dices, si?, verdad que se puede quedar?, yo conteste pero… bueno está bien pero tienes que prometerme algo, qué, dijo, que no andarás espiando en la puerta de mi cuarto y mucho menos tocando la puerta, sí, lo prometo, bien entonces vamos a dormir, subimos y puse a Javi en su cuna, le di su biberón y Magdalena dijo: ve a tu cuarto, que yo se lo quito cuando termine, bien le conteste, fui a mi cuarto y me quite la ropa, abrí mi closet, busque un camisón y encontré uno que había comprado hacía tiempo pero que nunca lo use, era transparente y muy pequeño, me lo puse y mis tetas quedaban casi de fuera, mis nalgas enormes se miraban aún más grandes, me sentía excitada lista para el placer,  me acosté en la cama pero Magdalena no aparecía así que me levante y fui a ver qué pasaba, llegue al cuarto de mis hijos y la puerta estaba entre abierta, abrí un poco y vi a Javi bien dormido en su cunita, seguí abriendo y sorpresa, Migue acostado en su cama sin la parte de abajo de su pijama, y Magdalena chupándole la polla, al principio me molestó ver aquello, pero de pronto me empecé a excitar... CONTINUARÁ.....


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.