Mi primera infidelidad (1)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
12670 visitas

Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

Hay momentos en la vida que haces muchas locuras, mi vida fue muy tranquila, un solo novio que al tiempo fue mi esposo con quien tengo dos hijos , mis padre siempre fueron muy rectos , y nos llenaban de valores aunque mi mente muchas veces me traicionó en muchos momentos en mi juventud nunca hice nada de lo que me pudiera arrepentir , mi nombre es Abril, y fue hasta los 43 años cuando esos pensamientos que en mi juventud me traicionaron volvieron a mi mente, mi esposo se llama Carlos es un hombre muy guapo, responsable y muy trabajador siempre se encargó de que nunca nos faltara nada económicamente hablando, pero su trabajo lo obligaba a viajar mucho y ausentarse por varios días, yo siempre lo deseaba y quería mirarme atractiva para cuando el regresara pasaban semana sin tener sexo ,siempre pensé que mi esposo tenía otra mujer por su indiferencia hacia mí, o que yo ya no era la mujer que despertaba su apetito sexual, como les dije tengo 43 años mido 1.70 soy Blanca con pelo negro lardo algo que a mi esposo le encantaba de mi era mi rico trasero y pechos grandes que aún conservo ,cuando me paro frente al espejo con mi cuerpo desnudo, miro a una mujer atractiva , y con muchas ganas de sentir la pasión que hace tiempo no he sentido. La última vez que tuve sexo con mi esposo no la recuerdo solo recuerdo que duró menos de lo que en bañarme y ponerme una ropa muy sexi para él, después de eso pasaron semanas sin ni siquiera darme un beso, cuando digo que volvieron los pensamientos sucios que traicionan mi mente fue porque todas las noches mientras estaba sola antes de dormir me tocaba suavemente y pensaba que un hombre me besaba y se encargaba de darle placer a todo mi cuerpo las ganas de sentir eran muchas y al jugar un poco con mis pechos y clítoris fácilmente sentía un rico orgasmo, no había noche que no quisiera volver a sentir lo de la noche anterior, pero siempre pensaba cosas diferentes, y lo que nunca empecé a buscar videos eróticos en páginas y eso me motivaba aún más, la única persona que sabía de mi Soledad y frustración era mi amiga de toda la vida Zaira, envidiaba su vida con su pareja siempre juntos y me contaba que todos los días tenían rico sexo y en ocasiones hasta me daba detalles, de fantasías y cosas sucias que ellos hacían y me preguntaba porque yo no puedo tener lo mismo con mi esposo , ella siempre me decía que yo era una mujer muy guapa con un buen cuerpo y que habría muchos hombres que quisieran tener una aventura conmigo, pero eso no estaba en mi mente la sola idea de serle infiel a mi esposo me llenaba de miedo pero al igual de excitación pero nunca lo consideré hacerlo realidad. Cuando ya estaba en mi cama volvían a mi mente todas las pláticas con Zaira, pensaba en que los miraba a ellos tener sexo o hasta estar con ellos o simplemente se me venía a la mente estar con otro hombre que no fuera mi esposo y tener una aventura que me diera la seguridad de que aún puedo satisfacer aún hombre , todo eso me ayudaban a tener un rico orgasmo, y me ayudaban a olvidarme de los desaires de mi esposo y dormía muy a gusto.

Era año nuevo mis hijos ya adolescentes se fueron de fiesta con sus novias yo estaba sola como siempre mi esposo estaba trabajando fuera de la ciudad , estaba triste y tomaba vino , me había cambiado con la esperanza de que el llegara pero a las 11:30 de la noche recibí la llamada de que no llegaría hasta el día siguiente, había comprado un vestido pegado al cuerpo corto y escotado, en realidad me miraba guapísima, pero nadie lo iba ni siquiera mirar, porque estaba sola y así recibiría el nuevo año, me tomé una botella de vino y abrí otra solo quería tomar y dejar la tristeza aún lado , eran ya las 2 de la mañana y mi teléfono sonó y era mi amiga Zaira dándome la primera felicitación de año nuevo, me pregunto ¿qué haces? , y le contesté tomando vino sola como siempre , me dijo que en su casa ya se habían ido todos , y que su esposo ya estaba dormido que había bebido demás, ¿ quieres que valla a tu casa a tomar una copa contigo ? La idea me gustó no quería estar sola y no tenía sueño solo quería tomar más y más vino y le dije que era una excelente idea, ella vivía a pocas cuadras de mi casa así que no tardaría en llagar , cuando llego ella entro sin tocar era normal eso ya que era mi mejor amiga y de toda la vida llego hasta la sala y me dio un abrazo de año nuevo mis lágrimas salieron de mí, era la primer felicitación ni mis hijos ni esposo tuvieron el tiempo de adi que esos momentos se me vino aún más la tristeza y abrace fuerte a Zaira diciéndole gracias amiga por siempre estar a mi lado ella me miro y me dijo siempre lo estaré,

-Zaira: amiga que hermoso vestido, te queda perfecto no cabe duda que eres muy hermosa.

-Abril: tú siempre queriéndome hacer sentir mejor.

-Zaira: no de verdad amiga estas hermosa ,no sé porque tu esposo no mira lo que yo miro.

- Abril : ¿ y qué miras en mí ?

- Zaira: miro a una mujer, joven, hermosa con un cuerpo que muchas quisiéramos tienes unos pechos perfectos grandes y firmes, tienes unas piernas hermosa y un trasero firme y hermoso ,mi esposo piensa lo mismo que yo que eres muy hermosa pero él lo dice con sus palabras.

-Abril: ¿ y cuáles son palabras?

-Zaira: él me ha dicho que estas muy buena y la verdad en muchas ocasiones hemos fantaseado que lo haces con nosotros.

Me sorprendió lo que Zaira me dijo, pero me gustaba saber que podría gustarle a otro hombre sus palabras me llenaron de emoción y de creer más en mí.

- Zaira: comienza este año de forma diferente.

-Abril: ¿cómo podría empezar el año de forma diferente? No entiendo

-Zaira: teniendo sexo.

-Abril: ¿teniendo sexo? Pero no se mi esposo llega, no sé a qué horas, y quien sabe si llegue con ganas, no sé si eso sea posible.

- Zaira: entonces hazlo conmigo.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.