In memóriam

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
89 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Desde que tú no estás

el arroyo no canta.

Desde que te fuiste

fluye en silencio.

Los robledales altivos

presagios tristes murmuran,

los verdes prados

se encuentran agostados,

los muros erguidos

yacen derrumbados.

 

Del sol del estío

tan solo recuerdos,

de las charlas en las tardes

un eco lejano,

del ganado en los pastos

el hueco en la cuadra,

del murmullo de la gente

la sombra en la piedra.

 

Pues contigo, por tiempo,

  marchó la alegría,

las palabras tasadas

solo dicen quien tu fuiste:

El vecino del pueblo,

el abuelo cariñoso,

el pilar de la familia.

 

Herrero de forjar amigos,

en piedra fijaste mil y una amistades,

guiaste la vida

lo mejor que pudiste,

aunque a veces

rompiese el arado,

nadaste tu tiempo

aún contracorriente

dejando tras de ti

un hermoso legado.

 

En mi recuerdo para siempre

tu franca sonrisa,

las conversaciones en calma

en tardes de verano,

los proyectos de futuro

se tengan o no conseguido

y la amable compañía

de los tiempos ya idos.

 

Así pues, adiós amigo,

el hueco que dejas

no hay piedras que lo tapen.

Los caminos oscuros

que surjan de ahora en adelante

en ti tienen ángel de la guarda

que alumbrará con su luz.

 

Pues es tu recuerdo suficiente

 para iluminar mil veredas.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.