Temerario confesor

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
150 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

-¿Por qué ama usted la vida?

Por qué la vida es el único lugar donde ella existe ahora mismo, por lo tanto se convierte en el único lugar donde puedo verla.

-¿Hay alguna confesión que quiera usted realizar antes de irse?

¿Quiere decir que puedo irme?

-¿Hay alguna confesión que quiera usted realizar?

¿Si podré irme?

-¡¿Confesión que deba realizar?!

Nunca me atreví allá abajo… y creo que es lo único que debo. A los catorce espiaba a mi tía mientras se bañaba, tuve un deseo irresistible por ella hasta los diecisiete.

 

-Veremos... Sí, aquí está. Siga mi dedo y repita conmigo:

El individuo, en pleno uso de su libre albedrío, hace miramientos impuros a la hermana de su madre mientras está desnuda.  Además, ha empezado a derramar la sustancia de la vida mientras la imagina en situaciones dignas del escándalo. Veinteavo domingo que se confiesa sin hacer mención de sus horrores.

-Todo está anotado. Mire a todos los ángeles que lo observan, se han sonrojado… y solo leímos la síntesis, en realidad el episodio tiene 3 tomos – ¡tiene usted una imaginación envidiable!-. El Padre les dio título, en letras doradas: “El temerario confesor”

Bueno, era joven…

-Esa tendencia humana a victimizarse y excusarse con estupideces.

Solo quiero saber si puedo regresar

-Está bien, veo que los doctores que intentan revivirlo están empezando a sudar, y su solicitud fue aprobada por Él. Puede irse.

No olvide confesarse y…  por favor, deje de fumar y beber tanto café, está manía suya por ser escritor le ha costado mucho. Además no tiene talento y no, no se sienta mal, usted hubiese sido un excelente doctor.

Les agradezco mucho.

-No se vaya triste, si le sirve de consuelo: la siguiente vez que nos veamos, el Padre lo reutilizará  para que se vuelva un doctor ejemplar y cumpla con su camino.

Es bueno saberlo. No me dijo su nombre.

-Miguel, señor. En su idioma, sería Miguel. Ha sido un gusto. Salude a su tía, es gran devota nuestra…


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.