Jugando con el Sastre

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
9237 visitas

Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

Hola, quería contar mi historia respecto a lo que me sucedió hace unos meses con una persona mayor. La verdad es que siempre me habían atraído, pero nunca me había atrevido a salir con uno ya que me daba miedo.

Nunca imaginé que llegara de una manera inesperada, la cual les contare a detalle.

Antes voy a decirles como soy, tengo 17 años, complexión delgada, hago ejercicio así es que tengo unas piernas super fit, no tengo muchos pechos pero el brazzier me ayuda un poco. Estatura 1.50, me considero guapa ya que a mi paso muchos voltean. Es por eso que les contaré algunas de mis travesuras...

Hace unos meses exactamente en noviembre me metí a un trabajo de medio tiempo, para cajera en Aldo Conti, estaba de vacaciones y quería sacar dinero extra, entonces empecé a trabajar y mi horario variaba, a veces entraba temprano y a veces en la tarde y salía en la noche. Todo comenzó cuando conocí al sastre de esa tienda, era un señor de 55 años, quien era alto de complexión robusta. Al principio yo era super seria con todos ya que los asesores eran hombres, el gerente y el sastre también. Entonces yo era la única mujer entre esa bola de cerdos lujuriosos.

Comenzadas las semanas de trabajo, todo iba bien, hasta que un día andaba un poco calientita hasta aceptaba cada insinuación de mis compañeros (eso era siempre) pero no pasaba a más, dentro de mi trabajo tenía que subirle al sastre algunas composturas que los asesores me pedían ya que ellos estaban muy ocupados, ese día andaba muuy animada y sonriente con todos, subí y le pedí gentilmente la compostura, y me dijo que por supuesto que si lo esperaba 5 minutos lo tenía ahora mismo, le dije que sí que el cliente lo necesitaba urgente, entonces espere, luego se puso a arreglarlo cuando empezó a decirme que que bien me había acoplado al trabajo, le conteste que sí que me sentía a gusto con el equipo y como no hacerlo, era la única mujer y todos tenían su atención en mí, me veían deseándome, entonces me dijo que si le podía pasar un gancho para que planchara el pantalón, fui rápido y al jalar un gancho se me cayeron varios y al agacharme él fue corriendo a ayudarme, los dos recogimos rápido los ganchos y como el espacio es super estrecho, mis pechos rosaron su brazo, él se voltio y dijo wow, yo trate de fingir que no sentí, entonces se apuró a planchar y entregarme el pantalón, rato después subí a dejarle otra compostura nada urgente, y me dijo que lo archivara en las entregas posteriores, entonces fui al ropero donde los guardaban y jugando le dije que me iba a esconder ahí, entonces él fue e hizo como que me encontraba pero la verdad es que en lugar de agarrarme el brazo, como que toco parte de una pompa, entonces yo me encendí como horno, y deseaba que se metiera al ropero grande y amplio, que estaba repleto de trajes y sacos, el lo hizo y me voltee para que mis pompas le rosaran el paquete que por supuesto ya estaba en pleno arribo, fue tan delicioso ese toqueteo ahí adentro que el hacerme la inocente y fingir que no sentía nada, lo hacía aún más intenso, salí y le dije que ya me iría, me despedí y me dio el beso en la comisura de los labios, así que la puta que hay dentro de mi despertó aún más, baje y me encontré a un compañero y también nos despedimos pero a él si le permití darme un beso en la boca, el solo sonrió y siguió subiendo con el sastre, baje y en los probadores cambiándome mi uniforme, deje entre cerrada la cortina y deje me viera el gerente, o sea mi jefeee, y vaya que me estaba viendo, y eso me éxito aún más, saberme deseada por ellos y darles alas era lo más excitante del mundo, al salir me despedí de él dejándole también una probadita de mí, a lo que él no le hizo caras.

Al día siguiente, yo entre en la mañana, me toco abrir la tienda, y mi sorpresa fue que el sastre ya estaba en el pasillo esperando a que abriéramos, entonces lo salude y me dijo que hacía calor y es que si, aun no empezaban los fríos de diciembre, entonces me dijo que me iba a invitar un helado y yo riéndome le dije que sí, me metí a los probadores a cambiarme y igual deje la cortina medio abierta, el sin disimular se quedó observándome por las escaleras y yo aproveche y deje que me viera, me empezó a prender, salí con pura blusita escotada y me dijo que si se podía tomar una foto conmigo entonces yo le dije con una sonrisa inocente claro !!

En las escalera donde apenas si cabe 1 persona me agarro de la cintura y tomo la foto, le dije que iba a planchar mi camisa, él dijo que lo haría por mi entonces subimos a su lugar, el rincón de toda la tienda, ahí me descaré, saqué mi lado más sucio y le dije que al brazzier se le estaba saliendo la varilla, me lo quite y en la blusa de tirantes solo se veía mi pechos, mis pezones erectos, me dijo que lo dejaba sin respiración, me puse a lado de él y me agarró la pierna, yo me acerqué más y jugamos a que ambos planchábamos mi camisa, de repente él se paró detrás de mí , cuando pude sentir todo su pene erecto, yo apreté mis pompis más atrás y él lo hizo adelante, en segundos nos calentamos y seguíamos jugando pero ya conscientes de que nos estábamos dando unos arrimones de los buenos, entonces me empezó a besar el cuello, y por detrás con su verga dura en mis nalgas era lo más rico, me voltio y nos empezamos a besar, un beso sucio, de lengua, me empezó a tocar en todos los lugares que pudo, nuestra respiración se aceleró y me volteé, puse mi trasero a su antojo e inmediatamente me bajo el pantalón y me metió toda su verga, ya estábamos tan mojados que sólito resbalo. Lo metía como animal, mi nalgas empezaron a chocar con él y emitíamos ese sonido tan delicioso...

Fueron minutos de extremo placer, hasta que escuche sonar mi celular y nos detuvimos, él se quedó jalándosela y yo baje a contestar era mi jefe que ya venía, que quería que fuera colocando alguna publicidad... como pude me limpié todo los fluidos y terminé de cambiarme, subí por mi camisa, nos dimos un faje rapidísimo y baje a prender la computadora. El resto del día la pase increíble, lo que paso con mi jefe colocando la publicidad se los contare en el próximo relato.

Pd. Me encanta leer comentarios


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.