La excursión

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
195 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Me debían unos días de fiesta en mi empresa y aprovechamos las vacaciones de Navidad en la Universidad para pasar juntos mi hijo y yo dos semanas en un pueblecito al pie de los Alpes en Austria.

El sitio era de ensueño con sus casitas de madera sobre el inmenso manto blanco. La predicción meteorológica para el día siguiente era inmejorable por lo que decidimos planear una pequeña excursión.

No se equivocaron, aquella mañana el sol brillaba en lo alto. Cogimos las botas y mochilas y optamos por una ruta de fácil acceso. Llevábamos un par de horas de marcha cuando mi hijo no vio la plancha de hielo, resbaló y cayó rodando ladera abajo hasta que le detuvo una roca. Se oyó un chasquido y un grito de dolor. Tenía la pierna rota. Los móviles no tenían cobertura.

 Me sentí perdida.

La suerte estuvo de nuestro lado porque acertó a pasar un hombre que al ver la escena y sin mediar palabra cargó a hombros a mi hijo. Fuimos hasta el hospital de la localidad y, aunque el hombre no quiso dinero si acepto un rosario que siempre he llevado conmigo, tenía un gran valor sentimental para mí, pero el desconocido nos había ayudado en un muy difícil trance y no lo dude.

Pasaron unos días y la víspera de nuestra partida decidimos ir a dar  gracias a la iglesia del pueblo. Mi hijo y yo nos miramos con asombro al descubrir el enorme parecido del Cristo que en el templo estaba con el hombre que había cargado con él.

A los pies de la imagen, rodeando sus pies, se hallaba el rosario que, agradecida, le di al desconocido.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.