Culona con mi marido parte 1

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
7302 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

Hola mi nombré es Melissa, soy una mujer casada de 54 años de edad y sin hijos. Mi marido tiene la misma edad que yo, tenemos 30 años de estar felizmente casados, al menos esto era hasta hace poco.

Todo comenzó hace aproximadamente un mes, yo como siempre lo había hecho, trabajaba para traer dinero a la casa, esto nunca me resulto molesto ya que me dan un buen sueldo por mi trabajo y aparte de todo me gusta.

Por tal motivo nunca ha sido necesario que mi esposó trabaje también, ya que con mi sueldo es mas que suficiente para sustentarnos, por esta razón mi esposó siempre se a quedado en casa el tiempo que yo estoy en el trabajo. Ahora aquí viene el problema, a pesar de que mi esposo se quedaba en casa, no hacía ni el más mínimo esfuerzo por ayudarme a recogerla o ayudarme a ordenarla, aunque sea un poco, y a la hora que yo llegaba de trabajar ya estaba muy cansada para ponerme a arreglar la casa.

Estuvimos discutiendo la situación y decidimos que lo mejor era contratar a una mucama. Para quien no lo sepa una mucama es una empleada doméstica que ayuda con los deberes de la casa. Bueno continuando con la historia, así quedo la conversación de ese día. Los días posteriores estuvimos buscando a la mucama que íbamos a contratar, sobre todo yo que era la que le iba a pagar.

Así que estuve hablando con muchas de ellas por teléfono pero la mayoría de ellas no me convenció ya que casi todas por como sonaban parecía que ya eran muy viejas, y se veía que no tenían ganas de trabajar así que les dije que no, hasta que hable con una chica de 25 años que por su manera de hablar parecía muy entusiasmada y con ganas de trabajar, así que de inmediato la contrate y le explique que mi esposo estaría todo el tiempo que yo no estuviera en la casa ya que él no trabaja, la chica me dijo que no había problema y acepto, entonces le dije que se presentara la siguiente semana a trabajar, colgué el teléfono, y le conté todo a mi esposo, él estuvo de acuerdo y entonces todo salió bien ese día.

La semana siguiente estábamos esperando a que llegue la mucama a nuestra casa antes de que me fuera a trabajar lo único que sabía de ella es que se llamaba Andrea, la estuvimos esperando casi 15 minutos y valla fue mi sorpresa cuando llego:

Era una chica blanca de ojos verdes, con unas tetas grandes que le rebotaban al caminar, y unas nalgas enormes que también se le movían mucho, cara bonita pero con una expresión de puta, pelo castaño oscuro, y un cuerpo muy atractivo en general, mi esposo estaba babeando como idiota en cuanto la vio ahí al lado mío como si no estuviera, esto me hizo enojar bastante, y por si fuera poco esta perra venia vestida de manera provocativa con un escote que resaltaba muy bien sus grandes tetas, unas mallas que le hacían lucir un culo gigantesco, y unos tacones altos que resaltaban sus pies y piernas.

Yo estaba furiosa, pero mi esposo estaba ahí todo contento, lo cual me hizo enojar más, en cuanto se acercó más comenzó a hablarle:

Yo (con tono de voz molesto)-Como que vienes un poco descubierta no crees?

Andrea (con tono retador)- Si es que tenía calor.

Mi esposo no dejaba de verla ni por un segundo, y ella bien que lo sabía, por eso se fue vestida así. No le di importancia, y solamente le explique rápido lo que tenía que hacer, ya que me tenía que ir rápido al trabajo, así que así lo deje ese día y me fui al trabajo, dejando a una mucama joven y culona y a mi esposo, solos en la casa.

Ese día mas tarde por la noche llegue, y todo estaba muy limpio en verdad me gusto su trabajo y le pague, antes de irse me pregunto si podía limpiar la casa con ropa de ella, porque el vestido de mucama que le preste se le hacía incomodo y le dificultaba el trabajo, yo lo pensé por un momento ya que la ropa que ella usaba era muy provocativa, pero al final termine accediendo y le dije que si. Entonces ese día se fue y me dio las gracias.

El problema vino al día siguiente. Yo y mi esposo la estábamos esperando como el día anterior, y como me lo había imaginado, Andrea nuevamente se vino vestida toda provocativa, llevaba puesto un minishort de licra, que le hacían ver sus nalgas más grandes que el día anterior, también llevaba puesta una blusa casi transparente por donde se alcanzaba a ver perfectamente su brasier y sus grandes tetas, y llevaba puestos unos tacones negros no tan altos, pero le resaltaban las piernas. Mi esposo como era de esperarse no dejaba de verla de pies a cabeza cada parte de su cuerpo, conmigo ahí al lado como si nada, ella se daba cuenta y cuando caminaba movía el culo exageradamente de un lado a otro como para que mi esposo la vea más, yo otra vez no tenía tiempo porque ya iba tarde así que los deje y me fui, pero tenía el presentimiento de que algo se traía esa tal Andrea, así que le que hice fue hacer como que me iba al trabajó, pero llame a mi jefe para decirle que no iba ir hoy, para poder ver que es lo que esta tramaba, entonces después de haber hecho esto, me dirigí a la puerta trasera del patio por la cual puedes ver de afuera para adentro pero no de adentro hacia afuera, por lo que ellos no me podrían ver, así que rápidamente saque mi celular para grabar por si llegaba a pasar algo tener evidencias. Casi en cuanto saqué mi celular Andrea que yo la veía desde afuera, se quitó su minishort, y su blusa transparente, quedándose solamente con su brasier y unas mini bragas negras, enfrente de mi esposo que estaba sentado en el sillón, yo estaba realmente enojada y estaba a punto de entrar, pero quería ver como reaccionaba mi esposo:

Andrea (con tono coqueto).- Ay perdón es que tengo calor, le molesta si trabajo así.

Mi esposo.- Por supuesto que no Andrea tu trabaja como quieras, así te ves preciosa.

Andrea.- Pues que bueno que le guste porque a partir de ahora voy a trabajar así aunque tu esposa no quiera, bueno aunque ni cuenta se va a dar jajajaja.

Mi esposo (ya algo caliente).- Que rica te ves Andrea.

Andrea (otra vez con tono coqueto).- Que le gustan mas mis nalgas o mis tetas?.

(Hasta aquí dejo la primera parte del relato las otras dos están en mi perfil, piquen ahí para verlas)


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.