WELTSCHMERZ - A veces el mundo duele. 01.4

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
270 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Me repongo, echo la última mirada a mi habitación, a los recuerdos que tuvieron lugar aquí, recuerdos que tendrán que esperar cinco años para retomar la historia, por ahora estarán en una pausa momentánea. Cinco años, lejos de casa, lejos de mi familia. Es hora, lo que en mi niñez me parecía tan lejano. Sentimientos encontrados, ¿Cómo no sentir nada?, mientras más lo pienso más difícil se hace, opto por solo dejarme ser. Escucho que me llaman para cenar, ¿así qué ya estoy próximo?, si, ellos ya se prepararon y debo corresponder. Me calmo, inhalo profundamente y bajo a comer, no debo mostrar debilidad, si lo hago, quizás desista, debo mantenerme firme. Madre paso por esto y ella comprende lo que siento, por eso el que recriminara a padre por lo dicho antes del almuerzo. Sin palabras, solo con acciones siento su ternura. No estoy sola, tengo a mi familia. No solo soy yo el que le es difícil decir "Adiós", a ellos también, solo que no lo muestran, son fuertes. Si, no puedo flaquear en este momento importante en mi vida. Sin mas, reafirmo mi voluntad "voy a viajar, hoy es el día". Salgo determinada a mi última cena en familia, dar una buena imagen para mi hermana, para que piense de que su hermana es fuerte, soy su ejemplo. ¿Presión?, Si. Relajo el semblante. Tranquila. Sonrió.

Camino con destino al comedor. Veo la luz, noto de que ya están todos por los murmullos tan característicos, después de comer debo despedirme correctamente, serán cinco años sin vernos, sigo repitiendo los años, ¿Son muchos?, ¿Pocos?, no tengo la menor idea de que pensar sobre el tiempo. Pensando que ha de durar lo que espero, más duró lo que vi, pues, ¿Por qué todo ha de pasar de tal manera? Camino, los murmullos cesan al escuchar mis pasos. Preparo una falsificada sonrisa para engañar a todos, ¿engañar?, ¿Por qué debería de hacerlo? No entiendo el por qué debo de fingir estar feliz, ¿no lo estoy?, ¿Qué siento? ¡Rayos!, el pensarlo es causa de todo este sufrimiento, quede en dejar de hacerlo por esta noche. Ingreso al comedor, mi última estadía aquí. Sin pensar. Camino.

- Ven, siéntate, ya está servida tu comida. - Tomo asiento en la mesa cuadrada; padre y madre frente de cada uno y Heydi adelante mío - y tu leche favorita que te envía la señora Junbaisky, llego con una nota que decía "Para que la pequeña brujita pueda crecer.". También me dijo que se extrañaba de que una niña de pequeño viaje solo, aún más se sorprendió al enterarse de que tenías veinte. Sera de olvidadiza la señora. Te desea suerte en tu viaje. ¡Ups!, por cierto, está separado una botella con la leche, para tu viaje, no te lo tomes todo apenas partas. ¿Okey? Lo necesitaras para el viaje, de tanto tiempo estar sentada te puedes encoger y la leche te ayudara para contrarrestarlo y ... - Deteniéndose por las miradas- Bueno, comamos que se enfría la comida, ¿no?

 Madre se contuvo, avergonzada en el momento de que se dio cuenta de que hablaba como padre. Pese de que muestra confianza en mí, no puede evitar mostrar preocupación y agradezco eso, significa que ella acepta mi decisión. Entonces dirijo mi mirada a la comida para ver que es otro de mis platos favoritos, el últim .. ¡No! Mientras me reprochaba me percato de que padre está comiendo, ¿Con una bolsa de papel en la cabeza? La bolsa tiene dibujada un rostro sonriente, pese a que trata de dar a entender de que está bien, la bolsa esta mojada desde la ubicación de sus ojos hasta la mandíbula, donde caen pequeñas gotas. Claramente está llorando. Prefiero no preguntar acerca de eso.

 Comenzamos a comer, tratando de ignorar que padre no puede comer con eso en la cabeza, pero nadie muestra signo de darle importancia, igual yo. Cuando acabamos de comer Heydi comienza la conversación.

- Hermana, hermana, ¿dicen que en la ciudad hay chicos guapos, con mucho dinero y de buenas familias?, serían buenos partidos para asentarte en la ciudad, ¿no crees?. -Cuando Heydi menciono chicos, padre comenzó a temblar aún con la bolsa en la cabeza. Mientras susurraba algo repetidas veces.

- Quizás - Comencé tratando de calmar a padre, evitando pisar minas, cosa que al aparecer no logre, por el grito de padre:

- ¿QUIZÁS? - repitió padre en tono alarmado.

- Ejem*. Quizás tengas razón, pero yo no voy a viajar por ese tipo de cosas, voy con un objetivo que será mejorar como Bruja y encontrar mi vocación. - Después de decir eso mire a padre esperando su reacción, cosa que suspiro aliviado. Me alegro de que no tenga otros de sus ataques de padre-sobre-protector-voy-contigo-quieras-o-no.

- ¿Hablas enserio? - Continuo Heydi- Pero podrías encontrar tu primer amor, no sabes cómo reaccionaras ante eso, ¿No?, puedes perder la cabeza y hacer "cosas", ese tipo de "cosas" que hacen los enamorados, ¿No?

No pude evitar pensar, ¿Qué trata de lograr, un ataque cardíaco a nuestro padre? Observe su reacción ante lo que dijo Heydi, padre estaba temblando. Era una escena extraña. ¡Oh!,Azathoth! Debo hacer algo para bajar su tensión. ¡Explotara!

- Imposible de que eso pase, tengo mucho auto control de mí y si me llego a enamorar, no lo realizaría en terminar en pareja, al contrario, analizaría si lo que siento es solo una ilusión, cosa que no valdría la pena. Si fuera amor, priorizaría mi objetivo. En caso de que fuera de verdad, unos cinco años no significarían nada, después de ese periodo, recién, podríamos comenzar ese tipo de relación. - Suspiro con una pose de triunfo satisfecha por mi respuesta. Pero lo importante es ver a padre. ¿Qué te pareció, ¿eh? padre? Observo curiosa por el rabillo del ojo su estado, se encuentra más calmado, dejo de llorar, cosa que concluyo porque ya no caen de la bolsa. Me dirige la mirada, le regreso la mirada. Abre los brazos hacia mí en un rápido movimiento.

- ¡MI HIJA!

- ¡Padre!

Y nos abrazamos. Una sola acción que trasmitía más de mil palabras, confianza, seguridad, respeto, admiración y ternura. Amor de padre. Después de esta extraña escena en el comedor, el ambiente se hizo ligero. Entiendo que esto era lo que quería lograr Heydi. Platicamos de recomendaciones de que debería hacer en una ciudad; probar helado, pizza y otras cosas que no podía en el pueblo. Padre en todo este tiempo no se quitó la bolsa. Y así, luego de trivialidades, llego la hora donde la luna llena se mostraba imponente en el cielo, una bella luna.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed