La llevo a casa

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
11452 visitas

Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

El pasado sábado fuimos a una fiesta mi familia y yo, invité a una amiga para no estar aburrido....

 

Todo estuvo muy normal, cerveza, plática, etc. Etc. 

Llegando las 9 aprox., y yo empezaba a sentir como mano ya empezaba a buscar sutilmente mi pierna, cosa que obviamente no me molesto, por el contrario, podría encender muchas cosas, (cabe mencionar que yo traía unos jeans un tanto ajustados) en caso de que su mano prosiguiera algo más, ¡podría notarse!

Así, paso un rato, entre juegueteo y roces... Hasta que sorpresivamente me dijo: ¿me puedes llevar a mi casa? 

Debo decir que me sorprendió.... (Creí que yo había hecho o dicho algo mal)

Le dije: claro, vamos.... Le avisé a mi hermana, que iría dejar a la chica y regresaría por ella más tarde.

 

Ya en el coche su mano otra vez busco mi pierna, pero está vez un poco más arriba siendo evidente que buscaba algo más, y en el coche y a obscuras no se lo negaría.... Mientras manejaba mi mano derecha empezó a buscar sus pechos, de un tamaño ideal diría Yo.... Entre tanto un pequeño gemido salió de su boca, para entonces yo ya estaba en busca de una calle más sola, para poder maniobrar mejor.

Una vez estacionado, me dijo... Necesito ayuda con tu cinturón, a lo que rápidamente desabroché mi pantalón y sin más ella metió su mano y saco mi polla ya muy dura, con sus dedos jugaba con mí glande a la vez que me mojaba  más, en eso sin decir más se acomodó y fue directamente su boca a comerse mi polla que ya estaba en su máxima dureza, de una entronroda a su boca y después la saco y jugaba su lengua con la cabeza y después la comía de nuevo, así estuvo jugando un rato, mientras su dulce lengua jugaba en mi pene duro, mi mano derecha se abría camino en su espalda hasta llegar a sus nalgas, de piel suave, pero firmes mis dedos buscaban su entrepierna, y al fin llegue, está tan húmedo y listo para entrar ahí, pero ella dijo que no, que solo quería chuparla....

Sigo jugando, y chupando mis bolas y mi polla alternadamente, al cabo de unos minutos se puso tan dura que ella sabía que me iba a venir, mis gemidos eran más rápidos y si mano hacia un va y ven con un ritmo que me haría estalla en cualquier momento...

Me dijo vente en mi boca, a lo que le dije que no parará, en cuestión de segundo pude sentir como toda mi polla explotaba en su garganta, pero ella no paro y seguía moviendo sus manos y su cabeza hasta que chupo la última gota, 

 

Levantó su cabeza para darme un beso con todo el semen que tenía, beso largo y sensual tengo que decir, mientras me besaba, seguía acariciando mi verga toda llena de semen también al igual que su mano... 

 

¿vamos por un cigarro? Preguntó....

La próxima me toca disfrutar a mi.... 

 

Hoy la veré, tal vez mañana les cuente que pasó…


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.