No siento, pero...

Por
Enviado el , clasificado en Drama
696 visitas

Marcar como relato favorito

Ahora que no siento nada, me considero más miserable. Voy por el mundo siendo inmune al sufrimiento y con alergia mortal a la felicidad. Este estado de neutralidad es un fiasco pues no sentir, me tiene a un solo paso de sentirlo todo.

No siento, pero veo.

Veo como me convierto en una persona irreconocible; veo como mis sueños y aspiraciones se desvanecen, dando como resultado el cúmulo de insensibilidad en el que me he tornado.

No siento, pero lloro.

Un llanto vacío se escucha a media noche y despierto sólo para darme cuenta de que soy yo quién llora. Me extraño tanto a mí misma cuando tuve buenos tiempos.

No siento, pero vivo.

Vivo porque mi cuerpo sigue despertando cada mañana, pero mi mente anhela el eterno silencio de todo. No necesito una muerte física, mi alma ya lo ha hecho.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed